Domingo 19 de Septiembre de 2021

SALUD

21 de agosto de 2021

Alimentación saludable y Covid 19

Existe un importante vínculo entre las enfermedades respiratorias y la alimentación, ya que la dieta influye en el mantenimiento de una buena calidad de vida.

Se sabe de la influencia que tienen en la evolución de la Covid 19 los cuadros de sobrepeso u obesidad o diabetes tipo 2, como también un cuadro de desnutrición. La dieta para los enfermos de Covid-19, tiene como objetivo evitar la pérdida de masa corporal magra (sarcopenia) y mejorar la función pulmonar.

Una vez diagnosticada la enfermedad, es importante que se realicen pequeños ajustes en su alimentación que pueden ayudar a mejorar su calidad de vida ya que el desequilibrio nutricional perjudica la función de los músculos respiratorios: disminuye la masa muscular y el diafragma altera su capacidad de contraerse. También afecta el impulso ventilatorio, que es la orden que el cerebro da al sistema respiratorio para respirar, y en consecuencia, llega menos oxígeno a la sangre.

Los enfermos con covid-19, dependiendo de su situación y gravedad, tienen necesidades de alimentación específicas. La dieta debe mantener un equilibrio entre los alimentos que disminuyen la producción de dióxido de carbono (CO2) y la necesidad de calorías del organismo. Si el paciente está bajo peso, perderá más masa muscular pudiendo llegar a cuadros de atrofia, por el contrario en casos de obesidad , la falta de tejido muscular y la mayor cantidad de grasa corporal puede generar más inflamación.

Es fundamental que estos pacientes incrementen el consumo de frutas, verduras y hortalizas por su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, por su papel frente al estrés oxidativo ocasionado por la enfermedad. Si hay vómitos, diarreas, dificultad para tragar, es importante consultar con un profesional nutricionista que adapte su alimentación.

Comer saludable, variado y equilibrado, puede acercar al paciente por covid-19 a un estado nutricional adecuado, disminuir el riesgo de complicaciones y mejorar los mecanismos de defensa del organismo, con efecto positivo para su recuperación.

Fuente: Programa de Alimentación Saludable, perteneciente a la Dirección de Enfermedades Crónicas no Transmisibles

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!