Miércoles 21 de Octubre de 2020

  • 20.3º
  • Mayormente nublado

20.3°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

NACIONALES

12 de junio de 2020

Vicentin: Alberto Fernández abrió el diálogo, pero ve difícil una alternativa a la expropiación

El plan de expropiación de la agroexportadora Vicentin sigue sobre la mesa, el gobierno nacional sacó el pie del acelerador.

Ese fue, según fuentes oficiales, el resultado de la reunión de más de dos horas que mantuvieron, en la residencia de Olivos, Alberto Fernández y sus colaboradores con Sergio Nardelli, CEO de Vicentin, y otros directivos de la firma, cuya intervención se concretó este jueves, a partir de un acuerdo entre sus dueños y el gobierno nacional. La empresa emitió luego un comunicado donde quedaron en claro las diferencias: "No estamos de acuerdo con el procedimiento de expropiación, que el Presidente considera adecuado para tal fin", advirtieron, en referencia al objetivo de salvar la firma.

La propuesta presentada este jueves por Nardelli para evitar la expropiación, que consiste en transferir el control de la compañía a YPF y a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), fue rechazada. "No soy amigo de las expropiaciones, pero no tenemos opción" , le bajó el pulgar el Presidente. Pero se comprometió, de todos modos, a analizar una iniciativa superadora.

Las conversaciones continuarán este viernes, en una reunión entre los dueños de la empresa; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el interventor de Vicentin, Gabriel Delgado, y el presidente de YPF, Guillermo Nielsen. El proyecto de ley no se enviará hasta que concluyan las negociaciones. Otra de las opciones que se puso sobre la mesa es que se avance con una expropiación parcial.

"El Presidente ha sido muy claro, su objetivo es el rescate de la empresa, está en un proceso donde [la expropiación] es un mecanismo, pero el diálogo ha surgido. Si aparecen alternativas superadoras, el Presidente está dispuesto a escuchar", dijo el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, a la salida del encuentro, en Olivos.

"El Presidente está dispuesto a escuchar alternativas superadoras al mecanismo que se ha puesto. La preocupación es claramente el rescate y toda alternativa que permita que Argentina sigue siendo un jugador clave con jugadores naciones es lo que importa e interesa", sostuvo Perotti.

La presencia en la reunión de Perotti y del ministro de Agricultura, Luis Basterra, los dos de buen diálogo con el sector, marcó el cambio de estrategia del Presidente, que el lunes anunció el plan de intervención y expropiación de la empresa, en plena convocatoria de acreedores, y con una deuda de más de US$1500 millones.

Aunque el plan de expropiación de la agroexportadora Vicentin sigue sobre la mesa, el gobierno nacional sacó el pie del acelerador. En busca de una salida acordada, postergó el envío del proyecto al Congreso, abrió una instancia de negociación con la compañía y se comprometió a analizar opciones alternativas que garanticen el rescate de la empresa y la continuidad de su operatoria en manos de capitales nacionales.

La propuesta presentada este jueves por Nardelli para evitar la expropiación, que consiste en transferir el control de la compañía a YPF y a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), fue rechazada.

"No soy amigo de las expropiaciones, pero no tenemos opción" , le bajó el pulgar el Presidente. Pero se comprometió, de todos modos, a analizar una iniciativa superadora.

Las conversaciones continuarán este viernes, en una reunión entre los dueños de la empresa; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el interventor de Vicentin, Gabriel Delgado, y el presidente de YPF, Guillermo Nielsen. El proyecto de ley no se enviará hasta que concluyan las negociaciones. Otra de las opciones que se puso sobre la mesa es que se avance con una expropiación parcial.

"El Presidente está dispuesto a escuchar alternativas superadoras al mecanismo que se ha puesto. La preocupación es claramente el rescate y toda alternativa que permita que Argentina sigue siendo un jugador clave con jugadores naciones es lo que importa e interesa", sostuvo Perotti.

La presencia en la reunión de Perotti y del ministro de Agricultura, Luis Basterra, los dos de buen diálogo con el sector, marcó el cambio de estrategia del Presidente, que el lunes anunció el plan de intervención y expropiación de la empresa, en plena convocatoria de acreedores, y con una deuda de más de US$1500 millones.

El giro se produjo después de que la iniciativa generó un fuerte rechazo en la oposición y en un sector de la sociedad, que se manifestó el miércoles con un cacerolazo en la ciudad de Buenos Aires y con protestas en distintas localidades de Santa Fe, donde la compañía tiene su sede central.

"La clave es que se abrió un camino de diálogo y de acuerdo", dijo un funcionario que participó de la reunión. Además de Fernández, Perotti y Basterra, estuvieron, por el lado del Gobierno, Kulfas, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Rodrigo Luchinsky.

Nardelli llegó acompañado por el vicepresidente de la compañía, Alberto Macua, y el abogado Gabriel Fissore, que interviene en el proceso de quiebra.

 

La propuesta de la empresa

Los directivos de Vicentin se mostraron dispuestos a compartir toda la documentación contable con las autoridades de la intervención y reconocieron que la firma atraviesa una situación crítica. Pero insistieron en que debía evitarse una expropiación.

Propusieron para eso continuar con el proceso judicial abierto en el juzgado en lo Civil y Comercial de Reconquista. Argumentaron que como la empresa se encuentra hoy bajo el control de una sindicatura colegiada no es posible llevar adelante ninguna maniobra irregular.

 

La idea de los dueños de Vicentin es que la empresa quede en manos de una sociedad entre YPF y ACA, vinculada a Coninagro. El Gobierno respondió que esa propuesta resulta riesgosa, porque la continuidad del proceso de quiebra puede derivar en la adquisición de un consorcio extranjero que integra la lista de acreedores.

Otra dificultad que tiene esa propuesta, advirtieron el Presidente y sus colaboradores, es que YPF no puede hacerse cargo de la operatoria de Vicentin porque su estatuto no contempla ese tipo de negocios. Debería crearse para eso una nueva empresa.

"YPF Granos", sugirió Vicentin. Ese obstáculo también estaría presente en caso de expropiación, pero ese proceso daría más tiempo. "Fundamentalmente depende de ellos", dijeron en el entorno del Presidente.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »