Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 19.9º
  • Soleado

19.9°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CINE

6 de diciembre de 2019

Esto es lo que sucedió durante la filmación de Dirty Dancing

Originalmente producida como una película de bajo presupuesto, tras su lanzamiento en 1987, el filme Dirty Dancing se convirtió muy rápido en la “película del siglo”.

Y mucho más: este clásico de culto con Patrick Swayze y Jennifer Grey como protagonistas inspiró a millones en todo el mundo. Sin embargo, detrás de las escenas, las cosas no salieron exactamente de la mejor manera. O el ambiente era subido de tono o la tensión lo gobernaba todo. Y no todos los actores se llevaban bien en el set de filmación.

   

1. Baby, inspirada en una persona real

Dirty Dancing, uno de los filmes más grandes de la década de 1980, fue escrito por Eleanor Bergstein. No muchos saben que Baby, uno de los personajes principales de la película, fue inspirado en Bergstein. De hecho, la vida de Baby estuvo basada en la de la escritora.

dirty dancing  

Great American Films Limited Partnership/IMDb

 

En toda la película, el personaje de Baby fue trabajado al máximo. Hasta en los mínimos detalles. Baby era una jovencita judía de Brooklyn cuyo padre era médico. A Bergstein, claro, también le apasionaba el baile. Pero esto no fue lo único que se coló de la vida personal de la autora. 

 

2. Dirty Dancing no se iba a llamar así

Cuando Eleanor Bergstein era joven, allá por los años 50, también era bailarina. Aunque no del tipo de las que bailan en clubes y bares que existen en la actualidad. Ella bailaba en competiciones que en ese momento eran consideradas provocativas.

dirty dancing  

Sportsphoto/Alamy Stock Photo

 

Lo que más le gustaba a Bergstein era el mambo. Fue eso los que inspiró a los productores de película, que originalmente llamaron al proyecto “I Was a Teenage Mambo Queen” (Yo fui una reina adolescente del mambo). Es que ellos pensaban que Dirty Dancing era un nombre demasiado provocativo. ¿No se te hace agua la boca por saber más?

Lo que más le gustaba a Bergstein era el mambo. Fue eso los que inspiró a los productores de película, que originalmente llamaron al proyecto “I Was a Teenage Mambo Queen” (Yo fui una reina adolescente del mambo). Es que ellos pensaban que Dirty Dancing era un nombre demasiado provocativo. 

 

3. ¿Las montañas de Catskill en Virginia?

La historia de Dirty Dancing se desarrolla en 1963, cuando la familia Houseman se va de vacaciones de verano a las montañas de Catskill en el sur del Estado de Nueva York. Ahí es donde Baby encuentra a Johnny. El resto ya lo sabes.

dirty dancing  

Great American Films Limited Partnership/IMDb

 

Esas montañas, conocidas por sus hermosos paisajes y su vida silvestre, no fueron, sin embargo, el sitio donde se filmó la película. Las escenas fueron armadas en un alojamiento en Virginia ya que allí reinaba un ambiente similar. El único problema fue que estaban filmando vacaciones de verano… ¡en otoñol verano! Eso hizo que el equipo de filmación tuviera que pintar de verde las hojas, entre otras cosas.

 

4. ¿Un elenco maldito?

No es raro que se rumoree que una película muy popular sea maldita. Pero muchas veces, ese aire oscuro se relaciona con filmes  de terror como Psicosis y El Conjuro (cada uno de estas ha tenido casos espeluznantes fuera de escena).

dirty dancing  

Great American Films Limited Partnership/IMDb

 

Durante la primera etapa de la filmación de Dirty Dancing, y después de una serie de desafortunados eventos, los miembros del elenco comenzaron a creer que habían sido maldecidos. Ocurrían cosas tales como robos, lesiones y hasta intoxicación por alimentos de los miembros del elenco. Una desgracia detrás de otra cada 24 horas.

 

5. La inolvidable escena donde se arrastran fue espontánea

Las escenas más memorables de Dirty Dancing no siempre fueron escritas o coreografiadas. En la parte que transcurre en el estudio de danza, en la que Johnny y Baby practican, terminan arrastrándose por el suelo y sincronizan los labios con la canción «Love is Strange», todo fue espontáneo.

dirty dancing  

GAMMA/Gamma-Rapho via Getty Images

 

Sí, nada de esta escena fue planeado en absoluto. Puede ser difícil de creer luego de haber visto la película pero los productores y el director del filme solo pretendían que la rutina de baile fuera un precalentamiento para los actores protagonistas. El momento espontáneo de Patrick Swayze y Jennifer Grey se veía tan natural que el director Emile Ardolino decidió agregarlo. Prepárate para saber más sobre Dirty Dancing.

 

6. La canción que se convirtió en éxito mundial

Además de producir generaciones de fanáticos, Dirty Dancing también llevó a la cima de las listas de éxitos a una canción. Inmediatamente después de su lanzamiento, el tema «I’ve Had the Time of my Life» de Bill Medley y Jennifer Warnes se convirtió en un suceso instantáneo.

dirty dancing  

Moviestore Collection Ltd./Alamy Stock Photo

 

La canción suena durante el final de la película, en el icónico momento en que Baby y Johnny se presentan para todo el público, incluidos los padres de ella. Incluso, ¡la melodía ganó un Oscar! Tiempo atrás, el tema resurgió luego de que alguien lo pusiera en una secuencia de video de uno de los debates presidenciales de 2016 entre Donald Trump y Hillary Clinton.

 

7. Líneas cursis

Para el desconsuelo de muchos artistas que valoran siempre la autenticidad por encima de todo, el público gusta a veces de alguna que otra línea «cursi» o romanticona. Esto se dio en Dirty Dancing cuando Patrick Swayze dijo: «Nadie arrincona a Baby en una esquina». La cultura pop simplemente lo amó.

dirty dancing  

Moviestore Collection Ltd./Alamy Stock Photo

 

Sin embargo, a Swayze no le gustó tanto. En su biografía publicada en 2009, reveló que le fue difícil decir esa línea. «Apenas me atreví a decir: ‘Nadie arrincona a Baby en una esquina’. Sonaba tan cursi», escribió.

 

8. Tiempos conservadores

Dirty Dancing fue filmada durante una época en la que los conservadores eran los que regían en los Estados Unidos. Eran los 80 y Ronald Reagan ocupaba la Casa Blanca. El hecho de que Penny -uno de los personajes- se someta a un aborto en la película fue muy problemático para uno de los patrocinadores.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

Se trataba de una compañía de cremas para el acné que le retiró el apoyo a la película debido a las convicciones que defendía. Dirty Dancing fue filmada con un presupuesto establecido y cada inversor y patrocinador era imprescindible. Es más, encima algunos dicen que el aborto no fue retratado de la mejor manera.

 

9. ¿Un éxito inmediato? La verdad que no

Al mirar atrás pareciera ser que Dirty Dancing fue un éxito inmediato. Pero hubo un momento en que no lo fue, al menos para los productores. Luego de que el director Emile Ardolino y los editores vieron el primer corte de la película, simplemente la odiaron.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

Los productores consideraron tan malo el trabajo del director que quisieron anular el filme por completo. Incluso, uno de ellos incluso le dijo a Ardolino: «Queme los negativos y recoja el seguro». Palabras duras, realmente. Sin embargo, la película tuvo otra oportunidad y allí no falló.

 

10. Risas y cosquillas

Algunas personas son más cosquillosas que otras pero están aquellas que son siempre más risueñas. Jennifer Grey parece haber combinado ambas características mientras actuaba de Baby en la película. Una de las escenas más icónicas de la película lo demuestra.

jennifer grey dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

Cuando Johnny pasa la mano por su axila y se pone de costado, ella no puede parar de reír. Fue una reacción totalmente natural. Y la reacción molesta de Johnny, igual. 

 

11. El Mountain Lake Lodge existe

Dirty Dancing fue filmada en el Mountain Lake Lodge de Virginia. El alojamiento existe en la realidad y los fanáticos de la película pueden parar allí, justo donde Johnny y Baby se enamoraron. Dalo por seguro que el hotel Mountain Lake se aseguró de hacer conocida la historia de la filmación.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

El lugar ofrece actividades divertidas similares a las que se ven en la película, incluyendo el lanzamiento de sandía. Los huéspedes también pueden pasar una noche en la misma cabina en la que Baby estuvo en el filme. Suena como un gran plan de verano, ¿verdad?

 

12. Para Baby, el baile es un asunto de familia.

Dirty Dancing es, tal vez, la película de baile más grande de la historia. Para Baby Houseman, la protagonista de la historia, el baile fue algo natural. Sí, es que Jennifer Grey -que interpretó a Baby- es, además de bailarina, hija del actor y bailarín Joel Grey, de memorable participación en la película Cabaret.

dirty dancing  

Hulton Archive/Getty Images

 

Incluso, las raíces de la familia Grey en el mundo del entretenimiento son aún más profundas: Mickey Katz, abuelo paterno de Jennifer Grey, fue un actor, músico y comediante de California. No queda claro si Katz estuvo involucrado en el entrenamiento de Jennifer pero de cualquier manera, el baile fluye en esa familia.

13. ¿Hubo otro Johnny antes?

A lo largo de loa años, aparecieron rumores que indicaban que Patrick Swayze no siempre tuvo la intención de interpretar a Johnny Castle. Se dijo que Val Kilmer rechazó el papel y que el segundo candidato los productores era Billy Zane, que simplemente no empatizó con Jennifer Grey en la pantalla.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

La escritora y productora Eleanor Bergstein desmintió esos rumores. «Patrick fue el único actor al que se le ofreció este papel y es el único al que siempre quisimos para hacerlo», dijo en una entrevista con Yahoo Movies en 2017.

14. ¿Demasiado sucio?

Todo el mundo sabe de dónde viene el título Dirty Dancing. Se trata de un tipo de baile que aparece en la película y que en los años 50 era consideraba provocativo. Hoy se podría trazar un paralelo con el «perreo”. El objetivo de la película, sin embargo, era el de empoderar a las mujeres.

jennifer grey patrick swayze dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

El editor del filme -que habría encarado el montaje con una mirada más conservadora- no lo vio de esa manera. Mientras trabajaba en escenas con Baby, le preguntó a Eleanor Bergstein: «¿Cómo puedes respetar a una chica que baila de esa manera?». Bergstein no le contestó

 

15. ¡Prohibido intimar fuera del set!

Dirty Dancing tuvo un nombre apropiado. Algunas de las rutinas eran bien sugerentes y los encargados de hacer la película tenían que asegurarse de que las vibraciones calientes se mantuvieran sólo en el set. Cualquier complicación por fuera podría haber causado problemas en el rodaje.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

Para que esto fuera así, la escritora Eleanor Bergstein decretó que los bailarines de la película no podían “intimar” fuera de la pista de baile. Aparentemente, la regla fue tan dura que prohibía cualquier tipo de contacto físico entre los bailarines fuera de escena.

 

16. Swayze y Grey no se enamoraron

La química entre Patrick Swayze y Jennifer Grey en Dirty Dancing es tan poderosa que muchos pensaron que el amor de Johnny y Baby saltaría de la pantalla a la vida real. Perdón por decirlo de forma tan cruda pero… ¡nada más lejos!

dirty dancing  

Moviestore Collection Ltd./Alamy Stock Photo

 

De hecho, Swayze y Grey no se llevaban bien y la tensión continuó durante mucho tiempo. En su autografía, Swayze escribió que cuando hicieron su primera audición “simplemente no podía soportarla”. Sin embargo, luego de Dirty Dancing, ambos actores compartieron pantalla en la película Amanecer Rojo.

 

17. Euro-desastre

La desgracia llamó a la puerta de Jennifer Grey poco antes de que se estrenara Dirty Dancing. La actriz viajaba por Europa con su novio Matthew Broderick. Tal vez te acuerdes que ella interpretó a la hermana de Ferris Bueller en la inolvidable comedia protagonizada por Broderick.

matthew broderick jennifer grey irlanda dirty dancing  

Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images

 

La pareja tuvo un accidente automovilístico fatal en Irlanda. Broderick manejaba pero cruzó de carril y chocó con otro vehículo. Una mujer y su hija, que iban en el otro auto, fueron las víctimas mortales del trágico hecho. El actor fue declarado culpable de conducir de manera peligrosa pero sólo pagó una multa, lo que enfureció a la familia de las víctimas. Sí, Dirty Dancing lanzó a Grey a la fama pero en uno de los peores momentos de su vida.

18. 27 en vez de 17

Si tuvieras que fingir ser una joven de 17 años, ¿lo lograrías? Eso es lo que tuvo que hacer Jennifer Grey, de entonces 27 años, cuando audicionó para el papel de Baby Houseman. ¡Y lo logró en apenas cinco minutos!

jennifer grey dirty dancing  

Peter Carrette Archive/Getty Images

 

Grey tuvo que hacerles creer a los productores que podía interpretar a un personaje que era diez años más joven que ella. Por supuesto que tuvo éxito. Sin embargo, la actriz no fue la única en Dirty Dancing que interpretó a un personaje de una edad diferente.

 

19. El país que ama a Dirty Dancing

Hay un país -que no es EEUU- que ama a la película Dirty Dancing. Y ni te lo imaginas, ¿verdad? La escritora y productora de la película, Eleanor Bergstein se lo contó a The Guardian en el 2006.

dirty dancing rusia jennifer grey  

Great American Films Limited/IMDb

 

«En Rusia, en los refugios para mujeres maltratadas, es política que cuando una víctima acude en busca de ayuda primero la laven y curen sus heridas. Luego le sirvan sopa y, finalmente, la sienten y le pongan Dirty Dancing «, explicó la autora.

 

20. Penny era demasiado linda

En general, las personas usan el maquillaje para embellecerse y no para afearse. Ese no fue el caso de Cynthia Rhodes, que interpretó a Penny, la compañera de baile de Johnny en Dirty Dancing. ¡Ella era demasiado linda!

dirty dancing  

Sportsphoto/Alamy Stock Photo

 

Se suponía que Rhodes debía parecer angustiada y por ello el equipo de maquillaje trabajó arduamente para mostrarla abatida. No todos son amantes del maquillaje pero esa cuestión debe haber sido un enorme cumplido para la actriz. ¿Cuántas personas en el mundo son consideradas demasiado hermosas para la pantalla?

 

21. Johnny también tuvo un modelo real

Baby no es el único personaje de Dirty Dancing inspirado en alguien real. Johnny también fue creado en base a un hombre que Eleanor Bergstein conocía en la vida fuera del set. Se trataba de un bailarín de Brooklyn llamado Michael Terrace.

patrick swayze dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

La vida personal de Bergstein tuvo una gran influencia en la película, al punto que el director y el coreógrafo de Dirty Dancing sugirieron que se reclutara a algunos de los antiguos compañeros de baile de la escritora. «Mis viejos amigos están en la cárcel o en libertad condicional», recordó haberles dicho. Y remató: «Era un barrio muy peligroso»

 

22. La madre de Baby podría haber sido otra

La madre de Baby, la señora Houseman, fue interpretada de forma magistral por Kelly Bishop. Sin embargo, Bishop había audicionado para un papel diferente. Originalmente, había conseguido el papel que quería: el de la atractiva y adúltera Vivian Pressman.

dirty dancing padres  

Great American Films Limited/IMDb

 

El papel de la señora Houseman fue para la actriz Lynne Lipton pero esta se enfermó gravemente y tuvo que dejar el papel. Así, Bishop tomó su lugar. Su actuación la ayudó luego a convertirse en Emily Gilmore en “Gilmore Girls”.

 

23. ¿Las secuelas apestan?

Dirty Dancing fue tan popular que incluso las generaciones más jóvenes la conocen. De hecho, los creadores de la película intentaron capitalizar su tremendo éxito haciendo una secuela. Pero se encontraban con un único obstáculo: ¿Patrick Swayze estaría disponible para una segunda parte?

dirty dancing  

Lions Gate Home Entertainment/IMDb

 

Aparentemente, los productores se acercaron a Swayze con una oferta de seis millones de dólares para filmar una secuela pero el actor no se mostró interesado. ¿Por qué? Parece que a Swayze no le gustaba la idea de las secuelas. Sin embargo, sí apareció en la precuela “Dirty Dancing: Havana Nights” de 2004 aunque no interpretó a un personaje principal.

 

24. «Ella es como el viento»

Una de las baladas más famosas de Dirty Dancing, «She´s like the Wind”, no fue escrita para la película. Sin embargo, fue el mismo Patrick Swayze quien, junto a Stacy Widelitz, la escribió. Ambos la habían creado para otra película en la que iba a actuar Swayze.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

El filme “Grandview U.S.A.” no utilizó la pieza musical y Swayze quería reflotarla. Así, les mostro la canción a los productores de Dirty Dancing mientras filmaban y, simplemente, ellos se enamoraron del tema, que terminó siendo sobre la coprotagonista de Swayze en la película.

 

25. Piel de gallina y labios morados

La parte en la que Johnny levanta a Baby en el lago es una de las escenas más memorables de Dirty Dancing. La realidad es que el rodaje estuvo lejos de ser perfecto. Más allá de que la película está ambientada en el verano, la filmación se realizó en otoño.

dirty dancing agua lago  

Moviestore Collection Ltd./Alamy Stock Photo

 

Así, el agua en el lago estaba tan fría que los labios de Swayze y Jennifer se veían morados, hasta azules. Es por eso que allí no hay primeros planos. Sí, fue intencional. 

 

26. ¿Una película judía?

Al pensar en Dirty Dancing, no es que se nos viene a la mente la clásica película judía. Sin embargo, de acuerdo con la autora Eleanor Bergstein -que algo sabe sobre el filme- Dirty Dancing es una película judía si se la analiza desde una cierta perspectiva.

dirty dancing  

Great American Films Limited/IMDb

 

Quizás haya algo de verdad en eso. La familia Houseman no solo es judía sino que el alojamiento en donde se hospedaron en la película está inspirado en el Hotel Grossinger’s, que está ubicado en el «Cinturón del Borscht» de las montañas de Catskill. Ese sitio alojaba a muchas familias judías en épocas de vacaciones en un momento de la historia de EEUU en que muchos otros lugares no lo hacían.

 

27. De actriz de Dirty Dancing a estrella de Hollywood

A fines de los años 80 y principios de los 90, el éxito astronómico de Dirty Dancing impulsó a Jennifer Grey al estrellato. Cuando los actores se convierten en estrellas, comienzan a comportarse como tales y Grey no fue la excepción. De hecho, su aspecto cambió mucho desde que protagonizó la película.

dirty dancing jennifer grey actriz  

Michael Tullberg/Getty Images

 

La actriz pasó por dos cirugías de rinoplastia porque la primera no salió muy bien. Luego se sintió tan disgustada por todo lo que le ocurrió en su carrera que hasta consideró cambiarse el nombre y empezar de cero. Por supuesto, no lo hizo. Pero la mala suerte fue un pequeño obstáculo a superar.

28. Jennifer Grey se enamora de Ryan

El momento en que Baby es levantada por Johnny se ha arraigado tanto en nuestra cultura pop que la escena siempre es recreada. Y, probablemente en muchas primeras citas, en todo el mundo. También fue copiada por Ryan Gosling y Emma Stone en “Crazy, Stupid, Love”.

ryan gosling emma stone dirty dancing  

Archives du 7e Art/Carousel Productions/Alamy Stock Photo

 

Jennifer Grey y su esposo vieron la película de 2012 en un cine. Y ella se sorprendió al ver la escena. «Soy una gran fanática de Ryan Gosling. De pronto, él me nombra (en la película). En ese momento miré a mi esposo como diciéndole: ‘Dios mío, Ryan Gosling dijo mi nombre. ¿Qué está pasando?’».

 

29. Un toque mágico

Dirty Dancing fue favorita en la cultura pop de los EEUU por muchas razones. El baile es una de ellas. Una de las escenas más gloriosas es la que Baby salta a los brazos de Johnny en un movimiento perfecto. Sí, esa parte es impresionante.

dirty dancing  

Sportsphoto/Alamy Stock Photo

 

Para colmo, Grey ni siquiera ensayó esa parte. Pero luego de verla, se sintió muy orgullosa de haberlo logrado. En 2015, al recordar la inolvidable escena, la actriz afirmó: “Solo lo hice el día que la filmé. Nunca lo ensayé, jamás lo había hecho hasta entonces”.

30. ¿Por qué fue tan exitosa?

Dirty Dancing fue un éxito tremendo para todos los públicos y aún continúa siendo un ícono de la cultura pop. ¿Qué ocurre con este filme que ha sido tan convincente para el público? ¿Qué lo llevó a lo más alto? En una entrevista con AFI, Patrick Swayze compartió sus pensamientos sobre esto.

dirty dancing  

Moviestore Collection Ltd./Alamy Stock Photo

 

Para él no se trataba solo de la sensualidad en la historia de amor entre Johnny y Baby sino que había algo más. «Se trata realmente de personas que intentan encontrarse a sí mismas. Un joven instructor de baile siente que no es nada más que un producto y una joven intenta descubrir quién es en una sociedad de restricciones, y de pronto se da una versión muy sorprendente de las cosas».

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »