Viernes 4 de Diciembre de 2020

  • 20.1º
  • Mayormente nublado

20.1°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

NACIONALES

7 de agosto de 2019

En pleno juicio, se sacó un ojo para probar el brutal ataque del que fue víctima

Padre e hijo le dispararon y lo apuñalaron por una mujer.

La noche del 21 de febrero del 2017 Pablo Palavecino creyó que iba a morir. Un hombre y su hijo, de 17 años lo dejaron al borde de la muerte y lo abandonaron, pero en las últimas horas el remisero volvió a estar frente a ellos en un tribunal santiagueño.

“¡El padre me dio un tiro con la escopeta y el hijo se acercó y me dio una puñalada. Cuando estaba en el hospital sólo le pedí a Dios que me deje llegar vivo a los 15 de mi hija", relató la víctima ante los jueces, según publicó El Liberal.

El remisero perdió su ojo izquierdo por el ataque. (Foto: gentileza El Liberal).

El remisero perdió su ojo izquierdo por el ataque. (Foto: gentileza El Liberal).

El "detalle" con el que Palavecino dio una clara muestra de la crueldad con la que había sido agredido se encontraba delante suyo, arriba de un pañuelo. Es que el remisero perdió totalmente el ojo izquierdo por el ataque y antes de empezar a declarar, se quitó la prótesis de vidrio y así exhibir la secuela con la que debe convivir día a día.

Verónica Juárez es el nombre de la mujer por la que se habría iniciado el conflicto entre los hombres. Ellahabía estado casada con Palavecino, se separaron y durante unos meses estuvo en pareja con Luis Rodolfo, el mayor de los acusados.

Esa relación, sin embargo, llegó pronto a su fin y poco después Rodolfo empezó a planear el ataque contra el remisero. “Primero, me encontré con el hijo en casa de mi exsuegro. Me preguntó por mi nombre. Se lo dije y se fue en moto con una chica. Ahí nomás me llamó el padre por teléfono. 'Te voy a c... matando’, me amenazó”, conto Palavecino.

Los acusados podrían ser condenados a penas de 4 y 10 años de prisión. (Foto: gentileza Diario Panorama).

Los acusados podrían ser condenados a penas de 4 y 10 años de prisión. (Foto: gentileza Diario Panorama).

Cumplió su promesa unos minutos más tarde. Padre e hijo fueron a buscarlo en un auto. Rodolfo le disparó con una escopeta y su hijo lo apuñaló para terminar de matarlo. Se fueron dejándolo en agonía, pero sobrevivió.

Ahora la justicia podría condenar con una pena de hasta 10 años de prisión a Rodolfo y de 4 para su hijo, por los delitos de “homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego y la participación de un menor de edad” y “homicidio en grado de tentativa”, respectivamente.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!