¿LO SABIAS?

13 de julio de 2019

Cuales son las 15 fobias mas extrañas

Las personas que padecen fobias experimentan un temor exacerbado e irracional ante un determinado estímulo.

Para los afectados, exponerse al mismo no es precisamente agradable: tal cosa les puede causar mareos, temblores, sensaciones de pérdida de control e incluso alteraciones del ritmo cardiaco, por lo que tratan de evitarla como sea.

Los expertos estiman que entre el 6% y 9% de la población mundial padece alguno de estos trastornos que, eso sí, es posible tratar. Entre los más comunes se encuentran:

Acrofobia: miedo exagerado a las alturas.
Aracnofobia: Miedo a las arañas.
Claustrofobia: a los espacios cerrados.
Glosofobia: miedo a hablar en público.

No obstante, se han descrito muchas otras fobias, algunas de ellas llamativas, como las siguientes…

fobias

1. Uranofobia o miedo al paraíso
Quienes la sufren viven consumidos por una idea: hay algo que los hace indignos y que impedirá que, después de fallecer, accedan al paraíso que les promete su religión. Por el contrario, creen que seguro les espera la condenación, lo que les causa un gran estrés.

De ello podría deducirse que, en el fondo, la uranofobia es una variedad del miedo a la muerte y a lo desconocido.

 

2. Aritmofobia o miedo a los números
A muchas personas les incomodan las matemáticas, pero a unas pocas les producen un temor más allá de toda lógica hasta tal punto que intentan evitar a toda costa los cálculos; algo complicado, ya que realizarlos es parte de la vida cotidiana.

El mero hecho de tener que echar cuentas cuando van de compras puede provocarles malestar físico en forma de náuseas, dolores de cabeza o de estómago, etcétera.

 

3. Turofobia o miedo al queso
El queso no le gusta a todo el mundo, pero si con sólo oírlo mencionar –– y no digamos olerlo o probarlo –– te entran sudores fríos, te tiemblan las piernas y sufres palpitaciones, quizá te halles entre el reducido número de personas que sufren turofobia.

El malestar que les produce este alimento en cualquiera de sus variedades va más allá del posible desagrado que podría suscitar su sabor y se explicaría por una experiencia traumática.

 

fobias

4. Somnifobia o miedo a dormir
Pasamos casi una tercera parte de la vida durmiendo, un estado imprescindible desde un punto de vista fisiológico. Por ello, desarrollar un temor incapacitante hacia esta actividad puede mermar de forma considerable la calidad de vida del afectado.

Según los expertos, su causa suele ser el insomnio o un suceso negativo relacionado con dormir, como un episodio de apnea, que lleva al afectado a pensar que puede morir durante el sueño.

 

fobias

5. Ombrofobia o miedo a la lluvia
Los afectados por este trastorno –– también llamado pluviofobia –– sienten temor o incluso asco hacia la lluvia y a que los moje. Es mucho menos común que otras fobias con las que se relaciona, como la brontofobia –temor desmedido hacia las tormentas– y la astrapofobia –hacia los relámpagos y los truenos–.

Quienes la padecen pueden mostrar ansiedad o excesiva sudoración sólo con ver nubarrones.

 

6. Motefobia o miedo a las mariposas
Resulta sorprendente lo perturbadoras que les resultan a muchas personas las mariposas y polillas.

Hay individuos que aseguran que observar cómo se les aproxima uno de estos lepidópteros –este mal también se denomina lepidopterofobia –– les ocasiona auténticos ataques de pánico y crisis de ansiedad.

Algunos expertos mantienen que este temor puede persistir desde la infancia.

 

7. Hexakosiohexekontahexafobia o miedo al número 666
Hay gente tan obsesionada con los textos religiosos que le horroriza contravenir las normas que estos recogen o relacionarse con lo que en ellos se considera maligno.

En el caso de este trastorno, quienes lo padecen experimentan un rechazo visceral hacia la cifra 666, vinculada en la Biblia con la Bestia o el Anticristo. Esta fobia puede llegar a tener una dimensión social: por su causa se ha llegado a cambiar la numeración de algunas viviendas y carreteras con tal cifra.

 

8. Xilofobia o miedo a la madera
Los árboles, su madera e incluso los objetos hechos de ella pueden amargarles la existencia a los hilofóbicos.

Este trastorno suele relacionarse con un suceso ocurrido en la infancia –muchos de quienes la sufren son niños– o con un temor antiguo hacia los bosques, por lo que posee un fuerte componente cultural.

 

fobias

Crematofobia o miedo al dinero
El temor exacerbado a manejar dinero o a que este pueda tener algún efecto pernicioso, como corrompernos, lleva a algunas personas –pocas, no es una fobia precisamente común– a tratar de alejarse de todo lo relacionado con él, algo más que difícil.

Algunos psicólogos señalan que este mal se origina en la frustración que puede ocasionar no tener la cantidad suficiente para conseguir las metas que uno se ha propuesto, o a la de pasar por graves aprietos económicos

 

10. Pogonofobia o miedo a las barbas
¿De pequeño te aterraba acercarte a los Reyes Magos para entregarles tu carta? ¿Santa Claus te produce aún hoy miedo y náuseas? Quizá sea porque experimentas, igual que otros pogonofóbicos, un miedo irracional a las barbas, máxime si son largas y muy pobladas.

Este problema, descubierto en 1851, suele asociarse a una experiencia traumática relacionada con algún barbón.

 

11. Tripofobia o miedo a los agujeros
Si te entran sudores fríos al toparte con una colmena de abejas, no te confundas: tal vez no sean los potenciales picotazos los que te den miedo, sino los inofensivos agujeros de los panales, tan terroríficamente juntos y similares.

Quienes sufren tripofobia manifiestan pánico ante todo tipo de agujeros, sobre todo si son pequeños y siguen patrones repetitivos.

 

12. Hipopotamonstrosesquipedaliofobia o miedo a las palabras largas
Las personas tímidas son más propensas a sufrir fobia a la pronunciación de palabras muy largas y complejas, por lo que suelen evitar su uso.

Para no someter a quienes lo padecen a una retorcida e irónica tortura cada ocasión que tienen o necesitan hablar de su propio trastorno, a este miedo se le conoce también como largsofobia.

 

Resultado de imagen para bañarse

13. Ablutofobia El miedo a bañarse o lavarse
Suele ocurrir más en niños o mujeres, aunque cualquier persona puede desarrollarla. Estas personas es posible que incluso sufran trastornos sociales.
conocido como miedo a bañarse o a lavarse. Las fobias son trastornos de ansiedad que provocan un gran malestar a la persona que las sufre.

 

Resultado de imagen para payasos

14. Coulrofobia miedo a los payasos
Quien padece fobia a los payasos experimenta un miedo desmesurado e intenso junto a síntomas importantes de ansiedad, pudiendo llegar a experimentar ataques de pánico. El origen de la fobia puede estar en una mala experiencia vivida en relación a los payasos, o por el uso de la figura del payaso en series o películas de terror.

Resultado de imagen para Eisoptrofobia pánico al  verse reflejado en los espejos

15. Eisoptrofobia pánico al  verse reflejado en los espejos

Aquellos que padecen de eisoptrofobia reconocen que es irracional pensar que poder ver cosas sobrenaturales a través del espejo, pero no son capaces de evitar el miedo que sienten. Por otro lado, la cataptrofobia es el temor a espejos como objetos, y no tanto por la imagen que se refleja en ellos.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »