Jueves 20 de Junio de 2024

VATICANO

18 de abril de 2019

Tras el incendio que golpeó a Notre Dame, el Papa recibió un llamado inesperado

El Sumo Pontífice convocó a una movilización general para la reconstrucción de la que llamó una 'hermosa joya en el corazón' de la capital francesa.

El papa Francsico recibió hoy una llamada telefónica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que el mandatario le expresó su "cercanía" tras el incendio que golpeó a la Catedral de Notre Dame.

Según informó el portavoz papal Alessandro Gisotti, este miércoles a través de la red Twitter, Trump le manifestó al pontífice su "cercanía en nombre del pueblo americano". Minutos antes, el propio mandatario había informado de la llamada en la misma red social, a través de una publicación en la que calificó de "maravillosa" la conversación que tuvo con Jorge Bergoglio.

Ayer, Francisco ya se había comunicado con el presidente francés Emmanuel Macron para manifestar su cercanía con el pueblo francés tras el incendio que el lunes consumió parte de la Iglesia símbolo de París. 

Luego del siniestro que conmocionó al mundo, varias empresas y millonarios prometieron ayudar a reconstruir el histórico edificio de París, las cuales sumaban al menos 800 millones de euros el martes. Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.
   
Además propuso que su empresa ponga a disposición "sus equipos creativos, arquitectónicos y financieros" para ayudar a la reconstrucción y a la recaudación de fondos. La familia Bettencourt, heredera de LOréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación.
   
Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis. A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros.
   
Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar "muy afectados" y harán una donación "a título personal" de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM. El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañías de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros "para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral" que se derrumbó por el incendio.

En un tuit en Estados Unidos, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, anunció que su firma haría un donativo pero sin dar el monto. Por su parte la millonaria brasileña Lily Safra y la fundación en nombre de su marido Edmond Safra, banquero sirio libanés fallecido en 1999, anunciaron una donación de 10 millones de euros. También Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense KKR, y su esposa Marie-Josée Kravis, "apenados por el incendio", prometieron 10 millones de dólares.
   
La ciudad húngara de Szeged también donará 10.000 euros porque en 1879 París había ayudado a reconstruir esta ciudad del sur del país, devastada por una inundación. En Costa de Marfil el rey de Krindjabo, la capital del reino de Sanwi, en el sureste del país, prometió un donativo, pero sin especificar el monto. Un príncipe de su reino fue bautizado en la catedral en el siglo XVIII.

COMPARTIR: