Domingo 7 de Marzo de 2021

  • 26º
  • Mayormente nublado

26°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

EFEMERIDES

10 de mayo de 2016

Feriado provincial por el natalicio de Esquiú

El miércoles 11 de mayo es feriado provincial con motivo de conmemorarse el Natalicio de Fray Mamerto Esquiú. Dicha fecha está contemplada por la Ley Nacional Nº 23.555 que establece los días feriados y no laborables

El artículo 2º de la Ley Nº 984/93, sancionada por la Cámara de Senadores de la Provincia, mantiene como fechas inamovibles en el ámbito provincial, los feriados de los días 11 de mayo (Natalicio de Fray Mamerto Esquiú), 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) y 25 de agosto (Autonomía de Catamarca).   

Fray Mamerto de la Ascensión Esquiú nació el 11 de mayo de 1826 en la localidad de la Callesita (Dto Piedra Blanca) en la provincia de Catamarca, Hijo de Santiago Esquiú, soldado Catalán enviado por España al Río de la Plata que combatió en el alto Perú hasta ser hecho prisionero por los patriotas; su madre María de las Nieves Medina criolla catamarqueña.  Su madre le impuso el nombre de Mamerto de la Ascensión, en homenaje al día en que nació: San Mamerto y el misterio de la Ascensión del Señor, que ese año había caído el mismo día.
Desde los cinco años comenzó a usar, por intermedio de su madre, el hábito franciscano que no lo abandonó en toda su vida, como promesa de su delicado estado de salud. Ingresó al noviciado del convento franciscano catamarqueño el 31 de mayo de 1836 y al cumplir 17 años se ordenó sacerdote celebrando su primera Misa el 15 de mayo de 1849.
Se dedicó fervientemente a la educación siendo maestro de niños y catedrático en el Convento a lo cual dedicó mucho entusiasmo además de fervorosas homilías. 
Luego de la cruenta Guerra Civil, el 9 de julio de 1853 predicó su famoso Sermón Constitucionalista (Laetamur de Gloria Vestra), con motivo de la jura de la Constitución Nacional, donde pidió concordia y unión para los argentinos, alcanzando trascendencia nacional. En este discurso Esquiú dejó asentadas muchas verdades, enseñanzas luminosas y una doctrina jurídica y sociológica sólida. 



"Obedeced, señores, 
sin sumisión no hay ley; 
sin ley no hay patria, 
no hay verdadera libertad, 
existen sólo pasiones, 
desorden, anarquía, disolución, guerra..." (FME)

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!