Martes 16 de Julio de 2024

MUNDO

23 de abril de 2023

Twitter restableció el tilde azul para algunos medios y celebridades

La empresa comenzó a quitar masivamente la insignia el jueves, por lo que miles de cuentas aparecieron sin distintiva verificación. A partir de ahora es necesario pagar mensualmente 8 dólares, una cuota que permite acceder a otras ventajas del "Twitter Blue", que incluye más visibilidad y menos anuncios.

Foto: genérica.
Twitter restableció las insignias azules a algunos medios y celebridades, después de haber eliminado el sello distintivo a los usuarios que no pagaban por ello, una medida rechazada por muchos de los interesados.

Elon Musk, que compró Twitter a finales de octubre por 44.000 millones de dólares, había prometido deshacerse de la marca azul que un usuario obtenía tras verificarse su identidad y el cumplimiento de ciertas condiciones.

La empresa comenzó a quitar masivamente la insignia el jueves, por lo que miles de cuentas aparecieron sin la insignia de verificación.

Para contar con el distintivo azul es necesario pagar mensualmente 8 dólares desde el jueves, una cuota que permite acceder a otras ventajas del "Twitter Blue", que incluye más visibilidad y menos anuncios.

Pero menos del 5% de los 407.000 perfiles verificados se suscribieron al nuevo plan, según Travis Brown, un desarrollador de programas que monitorea las plataformas de redes sociales desde Berlín, citado por la agencia de noticias AFP.

El viernes y el sábado varios famosos recuperaron sus sellos distintivos sin ninguna contraparte aparente, entre ellos el escritor Stephen King, el campeón de la NBA LeBron James y el expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Musk tuiteó el viernes que estaba "pagando unas cuantas (suscripciones) personalmente".

La insignia fue restablecida para algunos medios, entre ellos AFP y el New York Times, cuya marca es de color dorado, reservado a organizaciones que paguen al menos 1.000 dólares mensuales.

Muchos de los que obtuvieron involuntariamente el distintivo azul dejaron claro que no se habían suscrito, ya que el sello se convirtió en un símbolo de apoyo al magnate Musk, dueño de Tesla y SpaceX.
 

COMPARTIR: