Jueves 16 de Septiembre de 2021

OPINIÓN

1 de julio de 2019

Desde el kirchnerismo celebraron el escrache a Macri en Suiza

Aníbal Fernández y Mayara Mendoza se expresaron a favor de los manifestantes que cruzaron al presidente en Zurich. “Cracks”, escribió la diputada y luego lo borró.

Mauricio Macri pasó un pésimo momento en su visita a Zuirch, Suiza, donde fue abordado por un grupo de manifestantes K en su salida del predio de la FIFA.

   

“No sos bienvenido en ningún lado, eh. Te queda poco tiempo porque vuelve Cristina“, le dice uno de ellos a Macri mientras ambos se dan la mano. “¡Vuelve Cristina! ¡Fernández Presidente! ¡Viva Perón, Macri! ¡Vamos a volver!”, concluye el manifestante.

   

   

Desde algunos sectores del kirchnerismo celebraron el escrache: Aníbal Fernández compartió el momento en su cuenta de Twitter. En tanto, la diputada Mayra Mendoza destacó la actitud de los jóvenes. “Cracks” escribió en su red social y al poco tiempo borró su mensaje.

   

 

Macri

Mayra Mendoza celebró el escrache a Macri y luego borró el tweet

El escrache se produjo el domingo a la mañana y de acuerdo a la información que trascendió los autores de la manifestación son dos hermanos cordobeses. Ivan y Sebastián Hossly son descendientes de suizos y además son militantes kirchneristas. En sus perfiles de redes sociales se pueden leer diferentes críticas contra el presidente Macri y los funcionarios más importantes de su Gobierno.

Dentro del kirchnerismo también hubo repudio al escrache. Por ejemplo, el legislador porteño Leandro Santoro condenó el ataque. “Me pareció espantoso, cobarde y traicionero el escrache a Macri en Suiza. No sé que ven de heroico -algunos- en engañarlo con un falso afecto para después ridiculizarlo”, disparó.

Ivan Hossly fue delegado de ATE en Córdoba con contrato del Ministerio de Trabajo. Por su parte, Sebastián se presenta como integrante de la agrupación K ya casi inactiva de Unidos y Organizados.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!