ACTUALIDAD

28 de abril de 2019

Fe y tradición en multitudinario homenaje a la Virgen

La cabalgata de homenaje a la Virgen del Valle, unió la plaza 25 de Agosto con el parque Adán Quiroga en la capital.

El Obispo llamó a que “no nos conformemos con lo pintoresco de una expresión religiosa, transmitan a sus hijos verdaderas convicciones y valores como la honestidad, el trabajo, la solidaridad”

Cuando aún las luces del día no aparecían en San Fernando del Valle, se inició la cabalgata de homenaje  a la Virgen del Valle, que unió la plaza 25 de Agosto con el parque Adán Quiroga, pasando frente al Santuario Mariano. Una incesante columna de hombres y mujeres a caballo pobló la calles de la cuidad capital, provenientes de distintos puntos del territorio catamarqueño y de provincias vecinas. Recorrieron cientos de kilómetros, durante varios días, desafiando el tiempo y la distancia, nada impidió que llegaran a honrar a la Madre Morenita.
Montados a caballo, en sulkys, con sus estandartes, banderas argentinas y papales, pusieron color y alegría a la mañana dominical, precedidos por la Policía Montada y la Imagen peregrina vistiendo su ponchito de vicuña en brazos de Mons. Luis Urbanc. A lo largo del trayecto recibió el saludo de los vecinos apostados a la vera del camino, quienes se sumaron a esta manifestación de fe y tradición. 
Luego de atravesar el casco céntrico se dirigieron por avenidas Belgrano y Los Legisladores hasta el parque Adán Quiroga, donde participaron de Santa Misa, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Pbro. Lucas Segura, Capellán Mayor de la Catedral Basílica y Santuario Mariano.
Participaron de la Eucaristía el Intendente de la Capital, Lic. Raúl Jalil, y la Secretaria de Turismo de la provincia, Mlga. Natalia Ponferrada.


Durante su predicación, Mons. Urbanc  dio la bienvenida a los jinetes, expresando: “Imagino la alegría que tiene la Santísima Virgen María viendo a tantos hijos suyos que, desde los cuatro puntos cardinales, han estado viniendo durante días a caballo para encontrarse aquí como hermanos, como hijos de una sola Madre: la #VirgendelValle. Esta alegría los tiene que motivar a seguir en la lucha, dando testimonio de que son verdaderos hijos de Dios. Ése es el cometido que tiene esta hermosa peregrinación que hacen ustedes, los gauchos”.
Asimismo, resaltó “cuánto sacrificio, cuánto esfuerzo, cuánta inversión hacen para venir acá”, y consideró que “esta peregrinación tiene que ser un hermoso esfuerzo de purificación, un tiempo de reflexión, como si fuese un largo retiro, y qué bueno que cada vez son más. Las dificultades económicas no los frenan, han sabido hacer esta opción de venir con otros hermanos, peregrinando, haciendo camino para encontrarse con la Madre”.
Tras agradecer el esfuerzo que hacen, dijo que “más allá del colorido, ustedes vienen por amor a la Virgen, porque tanto sacrificio es por amor a Ella. Desde acá mostramos a nuestra provincia, al país y al mundo que amamos a la Virgen, pero nunca perdamos esta expresión genuina de amor de un hijo a la Madre”.
Y enfatizó que “de la mano de María acerquémonos a Jesús, quien es el Camino, Verdad y la Vida”, a la vez que invitó a que “abramos el corazón a Jesús, pídanle el don de la fe, la valentía de vivir como verdaderos cristianos. No nos conformemos con lo  pintoresco, con lo externo de una expresión religiosa, lo que importa es la conducta, necesitamos hombres y mujeres que tengan una conducta como la de Jesús, como la de María”.
En ese sentido, exhortó a que “transmitan a sus hijos verdaderas convicciones, no se queden con el folclore, vayan a fondo, a los criterios, valores, principios de vida, como la honestidad, el trabajo, la solidaridad. Eso significa tener fe en Dios y amar a la Virgen”.

En otro tramo de su reflexión apuntó: “Que este sacrificio que hecho no caiga en saco roto, que no sea como agua que se tira encima de la piedra sino en un terreno bien arado. Han venido arando días, el corazón, dejen que la semilla de la Palabra de Dios entre profundamente en sus corazones; cuiden esa semilla de la Palabra, hagan que germine, que dé muchos frutos, que ustedes sean cada vez más hermanos”.
“No le cerremos las puertas a nadie, estemos con la mano pronta para tenderla a aquel que lo necesita. Que Jesús, la misericordia encarnada del Padre, nos ayude, aferrados de la mano de María, a seguir haciendo camino, a seguir sembrando la ternura de Dios en este mundo que tanto la necesita”, señaló.
Durante la celebración eucarística, se acercaron al altar productos del campo, que serán destinados para la atención de los hermanos peregrinos.
Una vez finalizada la liturgia, se llevó a cabo el tradicional desfile de las agrupaciones gauchas frente a la Sagrada Imagen, que fue iniciado por el Señor Obispo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »