Sábado 11 de Julio de 2020

  • 9.2º
  • Soleado

9.2°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

19 de octubre de 2018

El policía que encontró a Sheila: "Sufrió una muerte violenta"

La nena, que buscaban desde el domingo, fue hallada dentro de una bolsa entre una paredón y una medianera, lindantes a la casa de uno de los tíos de la nena.

Después de cuatro días de búsqueda exhaustiva en San Miguel, la policía encontró muerta a Sheila Alejandra Ayala en un predio cercano a donde vive su tío, entre el paredón de una fábrica y una medianera. El comisario mayor, Jorge Figini, confirmó que la nena de 10 años "sufrió una muerte violenta" y que sus restos estaban dentro de una bolsa de basura, entre las dos paredes.


"En un final triste, encontramos un cuerpo pequeño. Está trabajando el personal de Policía Científica en el lugar. De ahora en más seguiremos buscando hasta que aparezcan los culpables", indicó el oficial ante la prensa.


En medio del megaoperativo que se montó para encontrarla, las autoridades desplegaron a 150 policías en el barrio Trujui de la localidad bonaerense de San Miguel. El Cuerpo Especial de la Policía Siniestral llegó con picos y palas hasta el lugar donde la vieron por última vez para hacer excavaciones. A este grupo de expertos se sumaron la División de Científica, que trabajó con perros rastreadores; la Unidad de Criminalística y efectivos de la Policía Federal, Prefectura y los Bomberos.


A pesar de que la fuerza trasladó en un patrullero a dos de los tíos de la víctima, el comisario Figini sostuvo que, hasta el momento, no hay detenidos sino aprehendidos y que sigue en curso la investigación para determinar los culpables.


El oficial confirmó que el hallazgo lo hizo la Policía Bonaerense: el cuerpo estaba en una bolsa de plástico, tapado con un colchón, en medio de una pared y una medianera.


El juez de Garantías de San Martín, Mariano Grammático Mazzari, y el fiscal de instrucción local, Gustavo Carracedo, ordenaron las pericias forenses sobre el cuerpo para determinar de manera científica que, efectivamente, sea el de Sheila.

La última vez que la familia de la nena supo algo de ella fue el domingo, cuando estaba en la casa de su papá. Las versiones entrecruzadas no tardaron en llegar. Su mamá apuntó contra su ex y aseguró que él sabía quién se la había llevado. El hombre, por su lado, retrucó que ella estaba relacionada a la venta de drogas.

Con el paso de los días, ambos se pusieron del mismo lado y el jueves a la mañana manifestaron que estaban "unidos" para encontrarla. Sin embargo, el Juzgado de Familia decidió quitarles la tenencia de sus otros hijos hasta que termine la investigación.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »