Viernes 14 de Junio de 2024

POLICIALES

10 de agosto de 2019

Confirman que el hombre calcinado era catamarqueño y buscan al autor

El hermano del hombre reconoció el vehículo, pero se esperan los exámenes de ADN.

Ayer trascendió que los restos calcinados encontrados en la caja de una camioneta Ford F-100
blanca en el trazado de la vieja ruta nacional 157 pertenecerían al ganadero Ricardo Peñaflor (60),quien vivía en la zona catamarqueña de Achalco.


Su hermano brindó declaraciones a la prensa indicando que estaba desaparecido y lo buscaban
intensamente desde el 6 de agosto pasado.Tras efectuar distintas pericias en el lugar del hallazgo del vehículo, el cuerpo médico forense de Frías determinó que el hombre fue asesinado por un disparo en la cabeza en posible “posición de ejecución” y luego incinerado, posiblemente para borrar las pruebas.


Para avivar el fuego, el o los autores del crimen habrían arrojado sobre el cuerpo del hombre pasto seco y una goma de la camioneta.
Según informaron a El Liberal fuentes policiales, el disparo que le quitó la vida ingresó a la altura del hueso temporal izquierdo, con oricio de entrada y sin oricio de salida, lo que causó la destrucción del hueso temporal parietal derecho.
Aún se esperan los resultados de las pruebas de ADN, que conrmarían fehacientemente la identidad del fallecido, pero al tratarse de su vehículo y siendo que es la única persona que fue reportada desaparecida en la zona, la investigación asume que se trata de Peñaflor.

“Queremos justicia”
Dardo Peñaflor, hermano de la víctima, fue una de las primeras personas en llegar al lugar donde
estaba la camioneta. El hombre contó que de inmediato reconoció el vehículo y que los restos eran completamente irreconocibles por la acción del fuego.


En diálogo con El Liberal, indicó que estaba atado con unos alambres y completamente quemado. “Cuando llego, me acerco y veo en la caja el cuerpo atado con los viejos alambres del ferrocarril, alrededor del cuerpo y cerca de la cabeza un trapo, como si le hubieran tapado la boca. Muy consumido.  Era algo irreconocible. En ese momento no sabía que era mi hermano, pero la camioneta la reconocí al instante. Abrieron la tapa del combustible para que se quemara todo el vehículo”,“La última vez que lo vieron fue el pasado martes 6, cerca de las 7.00 en Frías. Tenía que encontrarse con su hija porque la iba a acompañar al médico. Al día siguiente lo llamó y desde entonces no logró comunicarse nunca más”, do Peñaor, asegurando que desde ese momento comenzaron su búsqueda por redes sociales y denunciaron su desaparición

.
Peñaflor explicó que su hermano no tenía dinero, por lo que le resulta poco posible la hipótesis de un robo. “El día anterior él había cobrado su dinero, percibe una jubilación mínima, pero no era mucha plata”.
Consultado sobre si estaba al tanto de algún conicto que su hermano tuviera con alguien, do que “uno siempre tiene sus problemas por el límite del campo”. “O porque se le había perdido un animal reproductor hace un par de semanas, pero nada que pueda hacer pensar que pueda pasar una cosa como esta”.
“Cuando se separó de su hija, que vive en Frías, una gente de la zona contó que se bajó de su
camioneta con un hombre, pero nadie sabe quién es.

Estamos averiguando”. Sobre su hermano fallecido, el hombre expresó emocionado: “Era una persona que siempre estaba conectada con su teléfono. Él siempre volvía porque se encargaba de sus animales. Era muy tranquilo y muy reservado también. Era un hombre común, buscavida. Siempre luchó con los recursos que tenía para salir adelante”.

COMPARTIR: