Jueves 13 de Junio de 2024

POLICIALES

3 de agosto de 2019

Murió el joven atacado a la salida de un boliche

Leandro Herrera, el joven de 21 años que fue patoteado en la playa de estacionamiento del boliche Bigotes, el lunes de la semana pasada, murió este viernes en el Hospital San Juan Bautista, donde permanecía internado en estado crítico.

Por el violento episodio, fue detenido un joven de Martínez, quien recuperó su libertad luego de pagar una caución.

Violencia extrema

Todo sucedió el lunes 22 de julio cerca de las 5:30 en la playa de estacionamiento del boliche Bigotes, ubicado en la zona del Alto Fariñango.

De pronto, se produjo una discusión entre Herrera y otro joven de apellido Martínez, y de las palabras pasaron a los empujones y golpes.

En un determinado momento, Martínez le aplicó un golpe de puño en el rostro a Herrera, provocando que perdiera el equilibrio y cayera al suelo. Con tanta mala suerte, que golpeó la cabeza contra el cordón cuneta. El impacto fue tal que el muchacho quedó inmóvil e inconsciente, con una severa lesión en la zona craneana la que, según lo determinaron los médicos que lo atendieron en el hospital, pone en riesgo su vida.

Tras el ataque, Martínez escapó y, finalmente, fue detenido la tarde noche de ese mismo lunes.

De acuerdo a lo informado por fuentes judiciales, el móvil de la pelea, que en un primer momento se creyó había sido protagonizada por una patota, sería de índole sentimental.

Martínez fue acusado de “lesiones graves” y recuperó la libertad luego de pagar una caución de 60 mil pesos.

COMPARTIR: