ELECCIONES 2019

6 de abril de 2019

Macri y Cristina preocupados por las elecciones de Chubut y Río Negro

En la Rosada se preparan para un domingo difícil: podría quedar tercero en las dos. El riesgo del FPV con Soria.

Las elecciones del domingo en Río Negro y Chubut podrían traerle dolores de cabeza por igual a Mauricio Macri y a Cristina Kirchner, al mismo tiempo que podrían darle motivos a los que se ilusionan con un candidato nacional que rompa la grita.

En la Casa Rosada hay preocupación por la posibilidad de un domingo difícil en que los candidatos de Cambiemos terminen en tercer lugar en las dos provincias. Aunque al mismo tiempo se esperanzan con que el kirchnerismo no gane en Río Negro, donde tiene chances concretas de quedarse con la gobernación.

Es que según dos encuestas a las que accedió en las últimas horas LPO, la candidata de Juntos Somos Río Negro, Arabela Carreras, aventaja al peronista Martín Soria. Carreras fue la elegida por el gobernador Alberto Weretilneck tras la inahbilitación de la Corte, un hecho que había agrandado las chances del opositor Soria.

Los sondeos muestran que el panorama para Cambiemos es muy complejo. Su candidata, la radical, Lorena Matzen terminaría en un muy cómodo tercer lugar con un porcentaje de apenas una cifra. Se trata de un número muy pobre para un Gobierno nacional, que apuesta casi sin disimulo al triunfo del espacio de Weretilneck.

Esto a pesar de que la propia Carreras salió a aclarar este viernes que nada tiene que ver con la Rosada. "Nuestras políticas en el territorio son justamente lo contrario de lo que ha sido el macrismo. Nosotros no achicamos el Estado, fortalecimos el Estado. No achicamos salarios, mejoramos salarios", planteó en una entrevista con el diario Río Negro, donde recordó que Cambiemos impugnó a Weretilneck. Es decir que al macrismo le va a costar subirse a un posible triunfo de Carreras como hizo en Neuquén con el de Omar Gutiérrez.

Una derrota de Soria sería un golpe muy fuerte para Cristina Kirchner. El intendente de General Roca es desde hace meses el candidato más firme del kirchnerismo en las provincias y uno de los pocos que sostuvo la ex presidenta, que terminó bajando a sus postulantes y acordando con los gobernadores peronistas en la mayoría de los distritos. A Cristina ya la había afectado la derrota de Ramón Rioseco en Neuquén, con quien se había mostrado unos días antes de las elecciones empujada por las versiones de que tenía chances reales de ganar. En el caso de Río Negro, la senadora evitó las fotos con Soria.

El problema para Cristina es que una derrota del FPV demostraría que su techo es una realidad concreta incluso en una provincia como Río Negro donde la desaprobación de la gestión de Macri supera el 70 por ciento. Se supone, además, que la ex presidenta tiene buenos números en la Patagonia. Un traspié sería el mejor argumento para quienes le aconsejan correrse.

Menna y Arcioni

En el caso de Chubut la importancia de la elección es menor ya que se trata de primarias (las generales son el 9 de junio). El gobernador Mariano Arcioni, cercano a Sergio Massa, va por la reelección y no tendrá competencia interna en su espacio. Lo mismo el candidato de Cambiemos, el radical Gustavo Menna.

Sí habrá competencia en el peronismo, donde hay tres precandidatos. Uno de ellos es el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, que apuesta a mostrarse como el más alineado a Cristina, a pesar de que la ex presidenta avisó que no apoyaría a nadie en la interna porque pretendía un acuerdo con Arcioni. El principal rival de Linares es el ex vicegobernador Gustavo Mac Karthy. Las encuestas marcan paridad entre ellos. Más retrasado aparece el intendente de 28 de Julio, Omar Burgoa.

Los sondeos marcan aquí que Arcioni es el favorito y su principal amenaza es Menna, aunque en el oficialismo provincial confían en un triunfo. De todos modos, la suma de los candidatos peronistas podría dejar a Cambiemos en tercer lugar, por lo que sería otra mala noticia para Macri. De cara a junio, nadie cree que el ganador de la PASO del PJ pueda mantener todos los votos de sus contrincantes.

Con este escenario y de manterse los pronósticos, otra lectura posible de este domingo electoral sería el triunfo de candidatos que van por fuera de Macri-Cristina, como también pasó en Neuquén. Sería la mejor noticia para quienes buscan a nivel nacional sobrevivir a la grieta.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »