Miércoles 30 de Septiembre de 2020

  • 17.2º
  • Despejado

17.2°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLICIALES

6 de septiembre de 2018

Denuncian trata de personas en una panificadora de la Capital

Dicen ser obligados a permanecer en un galpón, allí realizan trabajos de panadería,pero están bajo llave .


No los dejan salir ni siquiera a tomar aire. En la puerta, hay un guardia que les abre solo al horario de la salida.
Una grave denuncia fue realizada ayer a la madrugada en la Unidad Judicial Nº 4 en contra del propietario de una panificadora de la ciudad Capital. Se lo acusa de trata de personas y privación ilegítima de la libertad.

Por el momento, el caso es investigado por la fiscalía Nº 5, pero no se descarta que la causa sea girada a la órbita de la Justicia Federal. La denuncia fue realizada por José Ignacio Botegga (27), empleado de la panadería, que funciona en calle Juan Quiroga y sería propiedad de un hombre identificado como Damián Achával.


 
Según se desprende de la denuncia a la que tuvo acceso este diario, Botegga se hizo presente a las 2.00 de la madrugada en la sede judicial y denunció que trabaja en la panadería antes mencionada, en el horario de diez de la noche a  las seis de la mañana.  El denunciante explicó que cada vez que se presenta a trabajar, al igual que sus compañeros, su acusado Achával le da la orden al guardia de seguridad que cumple dicha función en la parte de afuera de la construcción, que encierre al personal bajo llave en el galpón donde funciona la panadería, hasta tanto termine con su trabajo, y que no los deje salir, bajo ninguna circunstancia, ni siquiera a tomar aire, con todo lo que ello implica, privándolos de su libertad.

Agregó que el día martes, entró a trabajar a las 22.00 y, como de costumbre, el guardia por orden de Achával, los encerró. Ahora bien, agregó Botegga a las 00 horas llamó a su esposa y le pidió   que llamara al guardia por teléfono para que le abra, ya que se quería ir. Al llamarlo la mujer, el guardia se habría negado a abrir el portón, por lo que ella le manifestó que si no dejaba salir a su esposo llamaría a la policía, a lo que este accedió.


 
Tras salir del galpón, el trabajador se dirigió de inmediato a la Unidad Judicial y denunció a su jefe por encerrarlos tratándolos como esclavos y en estado insalubre.  Por otro lado, fuentes consultadas indicaron que por el tenor de la presentación, el hecho fue puesto en conocimiento del fiscal de inmediato, ordenando este una serie de medidas que ayuden a echar luz en la investigación del insólito caso.

LA UNION

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »