Sábado 17 de Abril de 2021

NACIONALES

17 de diciembre de 2020

Investigan 26 muertes de menores de cinco años por desnutrición o deshidratación en Tartagal

Un fiscal penal recaba información desde enero pasado para esta causa, en la que hay siete imputados. Esta semana falleció una beba wichí.

La muerte de una beba wichí de un año y nueve meses en un hospital de Tartagal, en el norte de Salta, por un cuadro de desnutrición que se complicó por una infección y deshidratación, dejó en evidencia una realidad que duele. El fiscal penal Pablo Cabot informó en diálogo con TN que está investigando otros 25 casos similares, de menores de cinco años.

“A partir de enero de 2020, por instrucciones del Procurador General de la provincia de Salta se inició esta investigación en el distrito judicial Tartagal, destinada a establecer si existe responsabilidad penal en relación a los fallecimientos de menores de edad cuyas causas de muerte estén relacionadas con situaciones de desnutrición o deshidratación”, detalló el fiscal.

Cabot contó que aún están recabando información. Primero, le pidieron al ministerio de Salud de esta provincia documentación sobre cada una de las muertes reportadas. Son documentos obligatorios que deben llevarse regularmente, como el reporte de muerte, la historia clínica, el carnet de vacunación, el carnet del niño que incluye la curva de peso y el formulario que va llevando el agente sanitario encargado de la zona, enumeró.

El fiscal penal de Salta explicó luego que esta documentación se remite a médicos legistas, que analizan esa información para determinar si la causa de muerte, que es sospechosa de tener relacióncon situaciones de desnutrición o deshidratación, efectivamente fue provocada por esos cuadros.

“Al terminar esa tarea, vamos a tener en cada caso la situación exacta de cada uno de los menores fallecidos”, señaló.

Por esta causa el representante del ministerio público fiscal ya imputó a un total de siete funcionarios, algunos de ellos agentes sanitarios, bajo el cargo de incumplimiento de sus deberes de funcionario público.

Sin embargo, Cabot aclaró: “La investigación penal está en curso, no se puede afirmar en este momento quiénes son los responsables del delito”.

El plazo estipulado para cerrar esta investigación vence en enero de 2021. “Es posible que a esa fecha podamos tener novedades para informar respecto a las conclusiones que arribemos”, indicó el fiscal.

Este martes, el director del hospital Juan Domingo Perón, Juan Ramón López informó la muerte de una beba wichí que había ingresado al centro de salud el día anterior, junto a su madre de 17 años, tenía con un cuadro de desnutrición.

“Esta vez, cuando la trajeron su estado general se complicó pordeshidratación y un cuadro infeccioso”,señaló el médico en declaraciones a la prensa local. La beba ingresó con diarrea y vómitos, y pese al esfuerzo de los pediatras no pudo ser compensada y murió.

En junio pasado, la nena ya había estado internada en el mismo hospital, en la sala de recuperación nutricional. Sin embargo, López aseguró que el seguimiento del estado de salud de la paciente debía estar a cargo de un hospital de la ciudad General Mosconi y no de ellos. La familia de la víctima vive en el paraje Lapacho Viejo, en la zona de la Comunidad El Traslado, ubicada a unos 110 kilómetros de la localidad de Tartagal.

El cacique de la comunidad wichí del lugar, Roberto Sánchez, denunció que el hospital Perón de Tartagal, cuya construcción fue terminada hace apenas un año, en realidad es una “cáscara vacía” porque todavía no tiene agentes de salud designados, informó La Gaceta.

“No hay médicos ni tampoco enfermeros y ni siquiera se puede acceder a la radio para alertar sobre una emergencia, porque está puertas adentro de la construcción y además se encuentra bajo llave”, agregó el líder del grupo indígena.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!