Jueves 22 de Abril de 2021

NACIONALES

30 de noviembre de 2020

El médico Leopoldo Luque estuvo más de tres horas en la Fiscalía, pero no pudo declarar

Se presentó de manera espontánea luego de los allanamientos en su domicilio y en su clínica. Pero como no está imputado, no pudo acceder al expediente, según explicó su abogada.

Luego de los allanamientos a su casa y a su consultorio, el neurocirujano Leopoldo Luque, uno de los últimos médicos que atendió a Diego Maradona, se presentó de manera espontánea en la fiscalía de San Isidro. Sin embargo, pese a estar más de tres horas en el lugar, no pudo declarar.  

"El doctor Luque no está imputado, por eso no prestó ninguna declaración", explicó una de las integrantes del cuerpo de abogados que representa al médico, Mara Digiuni, en la puerta de la Fiscalía. "Nos acompañó. "Su intención era declarar, pero no pudo. El expediente no está en condiciones para que él declare", agregó.

Luque llegó pasadas las 9.10 a los tribunales de San Isidro, en Acassuso 476, para declarar espontáneamente ante los fiscales que investigan las circunstancias en las que se produjo la muerte del astro futbolístico. El médico no fue imputado, pese a que en los operativos le leyeron sus derechos.

"Estoy muy tranquilo y muy confiado", dijo brevemente el profesional, de 39 años al ingresar.

Más temprano, en la puerta de la casa del médico, en Adrogué, Julio Rivas, otro de sus abogados, explicó a la prensa: “La idea es presentarnos en la fiscalía, ponernos a disposición y como Leo lo ha manifestado, va a declarar”.

Respecto a la situación de su cliente en el expediente, comentó: “No dejaron copia del acta, para mí está imputado porque lo allanaron”.

Y sobre qué dirá en la fiscalía que investiga la causa, Rivas respondió: “Lo mismo que dijo ayer y todas las preguntas que los cuatro fiscales quieran hacerle, las va a contestar”.

“Se le va a tomar declaración sea testimonial o como imputado, él va a declarar en forma espontánea”, agregó.

Al ser consultado sobre el rol de Luque respecto a la salud del exfutbolista, el letrado aclaró: “Era amigo de Maradona, circunstancialmente era médico y Diego por una cuestión de su amistad, confiaba en él. Los que estaban alrededor de Maradona saben lo que pasó y cuál fue la actividad de Luque, perfecta, lo operó de una neurocirugía y salió perfecto”.

Rivas remarcó que Luque no dirigía ningún equipo médico ni decidió la internación en la casa de Tigre y al respecto comentó: “Maradona era una persona que era consciente de lo que hacía y dejaba de hacer. Podía decidir lo que quería él”.

“Las enfermeras reportaban a Swiss Medical, Luque no era jefe de ninguna internación, no era así, lo va a aclarar en la fiscalía”, agregó el letrado y enfatizó: “El corazón de Maradona desde hace 20 años está igual, está mal. Están buscando algo porque es Maradona, en otra causa no pasa”.

"Tengo entendido que le leyeron sus derechos como imputado pero no sabemos si efectivamente fue imputado o es testigo. Ayer salió un comunicado de la fiscalía donde decía que no había imputados, pero ayer lo allanaron. No dejaron copia del acta, pero para mí está imputado porque lo allanaron", señaló Rivas.
 

El domingo, el juez de San Isidro Orlando Díaz, que investiga la muerte de Maradona, ordenó el allanamiento del domicilio y del consultorio privado del médico que atendió al exfutbolista, quien murió el pasado miércoles 25 de noviembre de una insuficiencia cardíaca.

La casa de Luque está en la calle 30 de Septiembre, en el centro de Adrogué, partido de Almirante Brown, y la clínica ubicada en un edificio de Avenida del Libertador al 5990, en el barrio de Belgrano. En el edificio Libertador Office Business Center encintaron la vereda del lugar no permitiendo el ingreso de personas, nada más que del personal judicial a cargo de la fiscal Laura Capra.

Los allanamientos se realizaron en las primeras horas de este domingo luego de la declaración testimonial de las hijas Dalma, Gianinna y Jana, las tres hijas de Maradona, quienes pidieron que se revise las medicaciones que Luque y su equipo le recetaron en los últimos meses de tratamiento en las clínicas Ipensa, de La Plata, y en la Clínica Olivos.

Las declaraciones de las tres hijas del Diez comenzaron en la noche de este sábado y terminaron en la madrugada de este domingo.

"Si de algo soy responsable con Diego es de amarlo, de cuidarlo, de extenderle la vida y de mejorársela hasta lo último. Yo hice lo imposible para eso: conseguí que pueda acceder al psicólogo, al psiquiatra? Conseguí lo que nadie podía", declaró Luque el domingo, luego de los operativos.

Dalma, Gianinna y Jana le atribuyen a Luque la responsabilidad de haber firmado el alta médica de la Clínica Olivos el 11 de noviembre, adonde el doctor lo operó ocho días antes por un hematoma subdural. Recién el sábado "empezaron a pensar que su papá no murió por causas naturales como se dijo y ahora quieren saber la verdad de lo que pasó", señaló una fuente. El abogado del doctor niega que haya sido el médico personal del DT. "Era amigo de Maradona y en función de eso era el único profesional médico al que Maradona algo le hacía caso", dijo.

El caso es investigado por un equipo de fiscales encabezado por el fiscal general de ese Departamento Judicial, John Broyad; e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren; y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra. (Fuente Clarin)

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!