Sábado 5 de Diciembre de 2020

  • 23.7º
  • Mayormente nublado

23.7°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLICIALES

28 de marzo de 2020

Hallaron asesinadas y enterradas a la mujer y su hija que habían desaparecido

La mujer de 40 años y la niña de siete, las cuales habían desaparecido el miércoles último, fueron halladas muertas y enterradas en su domicilio de la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en el partido de Lanús.

El macabro hallazgo de los cuerpos de Cristina Iglesias y la niña Ada se produjo esta noche, después que Abel Romero, el hombre que era pareja de la mujer y fue detenido este viernes, revelara que habían sido brutalmente asesinadas, informaron fuentes policiales.

Una vez que el detenido, llamado Abel Romero, se quebró e indicó a los investigadores que a mujer y la niña fueron degolladas, efectivos de la Policía Científica se dirigieron al domicilio situado en Purita 4.064, de esa localidad del sur del Gran Buenos Aires.

Según trascendió, Romero, de 25 años, dijo que el crimen fue cometido por tres hombres, que lo obligaron a enterrar los cuerpos, aunque de todos modos quedó detenido como principal sospechoso.

El sospechoso había sido detenido este viernes por la noche cuando deambulaba por la calle en la localidad de Rafael Calzada, en el partido de Almirante Brown, y fue abordado por efectivos policiales, que le preguntaron por qué no cumplía con la cuarentena obligatoria decretada por la pandemia del coronavirus.

Romero no contestó las preguntas e intentó escapar, momento en el que fue atrapado y finalmente reconocido como el hombre que buscaban por la desaparición de Iglesias y su hija.

Según indicaron fuentes policiales, el detenido en un primer momento les dijo a los investigadores del caso que la mujer se fue con la niña por su propia voluntad, aunque habría incurrido en contradicciones.

El detenido quedó a disposición del fiscal de Avellaneda- Lanús Jorge Grieco, quien había solicitado a las autoridades que se pida ayuda a la población para ubicar a las víctimas, antes que se confirmaran las peores hipótesis en cuanto al caso.

Romero fue atrapado mientras deambulaba por la calle y personal que iba a bordo de un patrullero le dio la voz de alto para preguntarle por qué no estaba cumpliendo la cuarentena obligatoria, pero intentó escapar corriendo.

El joven fue interceptado por los efectivos que lo llevaron a la comisaría local y el fiscal Jorge Grieco, a cargo de la causa, dispuso la aprehensión por el doble crimen de Cristina y de su hija.

La Policía Científica determinó que la casa en la que ambas vivían había sido recientemente baldeada y que había rastros de sangre en el patio, en una habitación y signos de haber arrastrado un cuerpo.

"Romero dio dos versiones distintas ante la policía pero que no tienen validez legal, en una de ellas dijo que ellas estuvieron con él hasta el jueves cuando se fueron en un auto con un 'conocido' de su novia, al que no pudo identificar", afirmó un vocero encargado de la pesquisa.

Otro indicio que llevó a sospechar a los investigadores respecto a su participación en el hecho fue que en la pieza que alquilaba en otro lugar del barrio la policía encontró los documentos y las llaves de Iglesias.

"A los policías les dijo que tenía su DNI porque él le cobraba un plan que la mujer tenía pero confirmamos con el municipio que ella no tenía ese beneficio", precisó una de las fuentes.

Además, los investigadores se entrevistaron con conocidos de Romero y aseguraron que el jueves lo vieron "nervioso" y que luego "desapareció de las redes sociales", añadió el vocero.

"Él dice que no tuvo nada que ver con la desaparición pero encontraron ropa suya con sangre, se contradice pero se mantiene en sus dichos de que no sabe nada", dijo el hermano.

La búsqueda se inició a partir de una denuncia radicada en la comisaría 6ta. de Lanús por familiares de Cristina Iglesias, quien fue vista por última vez junto a su hija el miércoles por la noche en su vivienda de la calle Domingo Purita al 400, de Monte Chingolo.

Fuentes policiales informaron que, ante la denuncia, personal de la seccional concurrió a la casa de Iglesias, donde comprobó que la mujer y su hija no se hallaban y que había un gran desorden dentro.

"Desde el miércoles que no sabemos nada de ella, no dejaron rastros, la casa estaba revuelta", contó Fernando Iglesias.

La policía también fue a buscar a Romero, novio de la hermana, pero tampoco lo hallaron aunque finalmente fue detenido en Rafael Calzada en el marco de los patrullajes por la cuarentena obligatoria.

El hermano de la mujer desaparecida, que es entrenador de Handball deVélez, aseguró que hacía poco tiempo que su hermana estaba en pareja con esa persona, por lo que no sabía si había problemas en la relación o si era violento, ya que no lo conoció.

"Hay antecedentes de violencia de género por parte de Romero con otra pareja anterior pero no con la mujer desaparecida, por lo menos no hubo denuncias al respecto", indicó otro vocero con acceso al expediente

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!