Domingo 9 de Agosto de 2020

  • 11.4º
  • Despejado

11.4°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

MUNDO

26 de abril de 2019

Un juez otorgó derechos legales a un niño abortado después de que el padre demandó a la clínica de abortos

Un juez de Alabama otorgó derechos legales a un niño abortado después de que el padre demandó a la clínica de abortos por poner fin a la vida de su hijo en contra de sus deseos.

Ryan Magers, el padre, presentó una demanda por homicidio culposo el mes pasado alegando que no quería que su novia abortara a Baby Roe, el nombre legal otorgado al niño, según la demanda. Él estaba buscando ayuda legal cuando la madre abortó al bebé, según el abogado de Magers, Brent Helms.

Con el fin de presentar una demanda de muerte por negligencia en nombre del niño por nacer, Helms solicitó a un tribunal testamentario del condado, que concediera a Magers el derecho de representar a Baby Roe. El juez testamentario Frank Barger aprobó la petición; según Helms, la decisión del juez constituye la primera vez que a un niño abortado se le otorga el derecho a representación legal y el derecho a presentar una demanda en Estados Unidos.

“Ryan podía demandar en su propio nombre como padre, pero para poder demandar en nombre de Baby Roe, tuvimos pedir autorización al juez para actuar en representación del niño por nacer”, dijo Helms a La Gran Época.

En un memorando de apoyo (pdf) a esta petición, Helms citó siete decisiones de la Corte Suprema del Estado de Alabama que, desde 2011, explícita o implícitamente reconocen la persona de los niños por nacer.

Helms presentó la demanda ante el Tribunal de Circuito del Condado de Madison, Alabama, el 6 de febrero. La demanda (pdf) nombra a Alabama Women’s Center for Reproductive Alternatives, las personas involucradas en la realización del aborto y la compañía farmacéutica que produjo la píldora que la madre tomó para abortar Baby Roe.

“Dijo que no quiere que ningún padre pase por lo que él pasó y que también quiere proteger a los niños por nacer”, dijo Helms.

Después del aborto Magers se hizo un tatuaje.

“En este tatuaje, él tiene tres rosas. Son para recordarle que el bebé es hermoso. Ya sea un niño o una niña, habría sido hermoso a sus ojos. El tatuaje también tiene un reloj. Ese reloj es para recordarle que el tiempo es precioso y que el tiempo en esta tierra debe aprovecharse al máximo”, dijo Helms.

Magers le suplicó repetidamente a su novia que no abortara al niño.

“Entre el descubrimiento del embarazo y la fecha de la cita, [Magers] le suplicó repetidamente a la madre para que no matara a Baby Roe”, dice la demanda.

El memorándum en apoyo de la petición de representación establece que la madre abortó a Baby Roe en el primer trimestre del embarazo. Según la demanda, la madre de Baby Roe fue a la clínica de abortos y tomó una píldora para abortar al niño. Baby Roe murió el 12 de febrero de 2017, dice la demanda.

“Ha sido difícil. Ha sido emotivo”, dijo Helms, sobre la experiencia de su cliente. “Estoy recibiendo correos electrónicos de padres de todo el país que expresan lo mismo, diciéndome que hace 20 años su novia o su esposa tuvieron un aborto y que realmente les ha afectado mentalmente”.

Magers está pidiendo un juicio con jurado. El caso se encuentra actualmente en el tribunal de nivel inferior de Alabama, a dos niveles de la corte suprema del estado.

La decisión del juez de conceder la representación del bebé parece ser la primera acción judicial importante después de la aprobación de la ley sobre la condición de persona del feto en Alabama, que dice que es política del Estado “reconocer y apoyar la inviolabilidad de la vida en el feto y los derechos de los niños por nacer, incluido el derecho a la vida”.

Aprobada durante las elecciones de mitad de período del año pasado, la ley, también conocida como Enmienda 2, otorgó derechos constitucionales a los niños no nacidos y declaró que los habitantes de Alabama no tienen derecho al aborto según la constitución del Estado. Casi el 60 por ciento de los habitantes de Alabama apoyaron la ley durante las elecciones.

Helms dijo que no pudo encontrar un caso en el que un padre demandara en nombre de un niño por nacer en Alabama o en cualquier otro lugar de Estados Unidos.

“Me parece que somos los primeros”, dijo Helms.

La demanda por homicidio culposo es un caso civil que, si Magers triunfa, resultaría en daños monetarios que le serían otorgados. Helms dijo que dado que el aborto es un negocio con fines de lucro en Alabama, las entidades involucradas tendrían que evaluar si todavía es rentable operar en el Estado mientras enfrentan el riesgo de demandas similares.

“Si la responsabilidad pesa más que la rentabilidad, entonces simplemente como una decisión de negocios, no se van a involucrar en el aborto en el estado de Alabama”, dijo Helms.

El Centro de Mujeres de Alabama debe presentar una respuesta a la demanda antes del 1 de abril, después de lo cual el juez puede conceder a Magers la oportunidad de responder o fijar una fecha para una audiencia.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »