Sábado 17 de Abril de 2021

CINE

15 de marzo de 2019

El Padrino cumple 47 años y es culto en la historia del cine

La trilogía de francis Ford Còppola sigue siendo leyenda del cine y cosechando fanáticos a 47 años

El filme significó el rescate de la carrera de Marlon Brando y lanzó la de futuras estrellas. La trilogía basada en el libro de Mario Puzo fue una de las más taquilleras de la historia de Hollywood. 
“Creo en América. América hizo mi fortuna y he dado a mi hija una educación americana…” cuarenta y siete años  después de su estreno, el 19 de marzo de 1972, de las palabras que pronuncia Bonasera, el propietario de la funeraria, al comienzo de El Padrino siguen manteniendo toda su fuerza y magnetismo.

 No importa cuántas veces se hayan visto. Una y mil veces siguen invitando al espectador a penetrar en ese maravilloso y hermético universo de personajes. 
Son cerca de diez horas con una de las mejores trilogías cinematográficas que ha dado el cine. Es lo que tienen las obras maestras. Y eso que en febrero de 1972, cuando los directivos de la Paramount veían en la sala de proyecciones la versión definitiva de la película, seguían albergando sus dudas. 
Habían comprado los derechos de la obra de Mario Puzzo antes incluso de que saliera a las librerías, pero no estaban seguros de que se convirtiera en un éxito.


Cuando dos años antes el proyecto se puso en marcha, Francis Ford Coppola tenía 31 años y era un director y guionista que apuntaba muy alto.
Su ilusión era que su pequeño estudio,se convirtiera en una alternativa viable a las compañías de Hollywood haciendo pequeñas películas de calidad. 
Pero ese sueño dorado se había derrumbado por primera vez,Tenía deudas y, paradójicamente, se encontraba en manos de las grandes productoras. Así le llegó la oferta de El Padrino.Coppola consiguió que el estudio aceptara todas y cada una de sus exigencias. La primera fue que Marlon Brando interpretara a Vito Corleone. 
La Paramount se oponía alegando que la carrera profesional de Brando estaba estancada. 
Coppola era inflexible. Consiguió que Brando se presentara a una histórica prueba. Cuando el actor llegó al plató se untó el pelo con un poco de mantequilla y se puso una cáscara de naranja en la boca, comenzó a decir unas cuantas frases y de un plumazo se disiparon todas las dudas. 
Nadie podía hacer de Vito como él. La selección de Al Pacino para el papel de Michael Corleone tampoco fue fácil. 
La Paramount no lo quería porque pensaba que no era todavía una estrella. 
Sin embargo Coppola apostaba por él y, aunque hacía pruebas a otros actores como Robert de Niro o James Caan, que acabó haciendo de su hermano Sony, sabía que Al Pacino sería Michael Corleone. “Creo en América. América hizo mi fortuna…”. 
El 19 de marzo de 1972 los primeros espectadores comenzaron a escuchar las primeras palabras que se pronunciaban en el film. A finales de año, El Padrino se había convertido en uno de los mayores éxitos de taquilla de todos los tiempos. La crítica cinematográfica estaba totalmente rendida. 

 


En la ceremonia de 1973 ganó tres Oscar. Dos años después llegaría la segunda parte de la saga, que rompió con todos los tópicos y prejuicios existentes porque muchos la consideran mejor incluso que la primera. Ganó el doble de Oscar: seis. Y en 1990 se estrenó la tercera y última entrega que cierra definitivamente la historia y que quizá no está a la gigantesca altura de las anteriores, pero que no deja de ser una gran película.

 

 

Desde su estreno en 1972 El Padrino fue un enorme éxito en taquilla y recibió innumerables elogios por parte de la crítica estadounidense; la cinta basada en la novela del escritor italo-estadounidense Mario Puzo , y dirigida por Francis Ford Coppola, sorprendió a medio mundo y fue reconocida con numerosos galardones, incluyendo el Óscar a Mejor Película y Mejor Actor para Marlon Brando.

Sin embargo ¿cómo fue su recepción en Italia y entre el público estadounidense de ascendencia italiana? De acuerdo con John Dickie, autor del libro Cosa Nostra. Historia de la mafia siciliana, los críticos italianos no vieron en El Padrino la obra maestra que de este lado del mundo veían los críticos, y se expresaron en términos poco elogiosos hacia la representación que hace de los italianos e italoamericanos.

Un crítico la calificó de «síntesis de todos los lugares comunes sobre los gánsteres italoamericanos» [..:] El mismo crítico consideraba «ofensivamente estúpido» el episodio siciliano [...] En una de las escenas, por ejemplo, el Michael Corleone interpretado por Al Pacino deambula por las calles de la población cuyo nombre ostenta. Sorprendido al ver a las viudas de negro y los anuncios de funerales pegados en las paredes, se pregunta en voz alta adónde han ido los hombres. «Están todos muertos -le responde uno de sus guardaespaldas locales-, por la vendetta», y recalca el término como si se tratara de alguna perversa fuerza de la naturaleza, una variante de la peste negra que solo aniquila a los hombres sicilianos.

También te recomendamos: INFOGRAFÍA: trilogías cinematográficas (de la mejor a la peor según la crítica y el público)

Antes de ser estrenado el filme algunos políticos y grupos de interés italoamericanos en Estados Unidos se unieron para protestar por lo que consideraban una representación estereotipada del hombre italiano violento por naturaleza. En una carta enviada a Paramount podemos leer (vía TIME):

Un libro como El Padrino lo deja a uno con la sensación enfermiza de que se ha desperdiciado mucho esfuerzo y trabajo para eliminar una imagen falsa de los estadounidenses de ascendencia italiana y también una connotación étnica con el crimen organizado ... Hay tantas carreras y biografías que podrían convertirse en películas constructivas e inteligentes, como la vida de Enrico Fermi, el gran científico.

Pero fuera de los círculos más cultos casi siempre suele haber más apertura y aceptación para productos que otros consideran ofensivos e históricamente imprecisos. En el sitio Quora un usuario italiano de nombre Marco Scognamiglio contestó a la pregunta “How was The Godfather trilogy of films received in Italy?” (¿Cómo fue recibida la trilogía de El Padrino en Italia?):

En Italia, como en el resto del mundo, la película no solo ha sido un éxito comercial, sino también un fenómeno cultural. Un mito, que también ha influido en la forma de hablar, como por ejemplo cuando alguien dice que te va a hacer una propuesta que no puedes rechazar… Creo que si hiciéramos hoy en Italia una encuesta sobre cuál debe considerarse la mejor película de la historia, El Padrino ganaría.

Parte del encanto que este italiano atribuye a El Padrino es que la versión doblada que ellos escuchan allá contiene numerosos modismos y acentos que son más precisos que los usados por los actores estadounidenses. El amor que se profesa hacia la película es tal que concluye:

De generación en generación hemos amado esta película, recuerdo a mi madre contándome, años atrás, lo hermosa que era.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!