Miércoles 16 de Junio de 2021

ECOLOGIA

25 de febrero de 2019

Decretaron la fecha para la extinción de esta especie

En 2016 y 2017, perdió casi el 50% de su población y actualmente se calcula que sólo hay 30 ejemplares.

 La "vaquita marina" está al borde de la extinción y los especialistas y activistas le han puesto incluso fecha a su desaparición: dentro de seis años, a menos que el gobierno adopte medidas urgentes para evitar que esto suceda.

Ante este dramático panorama que enfrenta una de las especies del mar más apreciadas, unas 50 organizaciones de defensa de la biodiversidad y protección animal de todo el mundo, lanzaron un grito desesperado al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para adoptar acciones firmes de protección.

"Quedan menos de 30 vaquitas, quizá apenas 15. La población se ha reducido significativamente. Si no se toman medidas de conservación y de aplicación de la ley, y el declive continúa al ritmo actual, es probable que la vaquita se extinga durante su gestión", dijeron los activistas.

En una carta enviada a los ministros de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González y de Agricultura, Víctor Villalobos, propusieron una estrategia junto con la Fiscalía General de la República para mejorar la aplicación de la ley en el Alto Golfo de California.

El propósito es lograr el desmantelamiento de las redes de tráfico de "totoaba", cuya pesca ilícita provocó el declive de la vaquita. La totoaba, que suele convivir junto a la vaquita marina, es una especie altamente apreciada por los traficantes por cuanto uno de sus órganos es popular como afrodisíaco en China, donde también se le atribuyen propiedades curativas.

La vejiga del pez, con la que se elabora una especie de sopa, se llega a vender hasta en 60.000 euros el kilogramo, lo que lo hace un "oscuro objeto del deseo" de los contrabandistas. Se afirma que este órgano da mayor potencia sexual, disminuye el colesterol, mejora la circulación, rejuvenece la piel y asegura una mayor longevidad, pero los expertos estiman que se trata de falsedades.

Antiguamente, los chinos empleaban el pez "vahaba" para elaborar esa sopa pero como está a punto de extinguirse ahora usan a la totoaba como sustituto. El problema radica en que los pescadores usan grandes redes para la pesca de esta especie, generando graves daños al ecosistema de otros animales como delfines, tortugas o rayas, entre muchos otros. Una de ellas es la vaquita marina, una especie de cetáceo, clasificada como la de mayor peligro de extinción.

En 2016 y 2017, perdió casi el 50% de su población y actualmente se calcula que sólo hay 30 ejemplares, según el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita. "Instamos a tomar medidas urgentes y concretas para salvarla, y para ello estamos dispuestos a ayudarle en estos esfuerzos", señaló la carta enviada a los ministros por los activistas. Las entidades ambientalistas piden aplicar las recomendaciones del décimo informe del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita, sobre todo las de financiar y ampliar el programa de eliminación de redes fantasma en el Alto Golfo de California y desarrollar un programa de artes de pesca alternativa.

Asimismo, demandaron mantener un programa de monitoreo de la especie a largo plazo y crear una estrategia para proporcionar "cobertura permanente en todos los puertos y aguas abiertas en el hábitat de la vaquita".

Entre las organizaciones firmantes figuran el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el Centro para la Diversidad Biológica, Greenpeace México, Human Society International México y el instituto para el Bienestar Animal. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!