Miércoles 25 de Noviembre de 2020

  • 27.3º
  • Parcialmente nublado

27.3°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

LOCALES

7 de diciembre de 2018

Peregrino: se topó con la imagen de la Virgen del Valle tallada en una piedra

El hombre, de Loreto, asegura que se trata de una clara muestra de fe y devoción. Hace 36 años que visita a la Madre Morena. El hallazgo fue en un cerro de Catamarca.

Un santiagueño, devoto de Nuestra Señora del Valle, se llevó una grata y emocionante sorpresa al encontrar una piedra "con la imagen de la Virgen" en su visita a Catamarca.

El hallazgo fue el lunes pasado en un cerro ubicado en la localidad de Huaico Hondo, en el departamento El Alto.

Luis "Chonono" Islas, oriundo de Loreto, tiene 52 años y desde los 16 que visita a la Virgen del Valle, peregrinando a pie o en bicicleta.

Esta vez fue de "apoyo" a un grupo de fieles del barrio 84 Viviendas de la "Capital del Rosquete": 16 personas de la agrupación Don julio Vega.

"Estaba dándoles el mate cocido a mis compañeros; tomaron, se fueron y miré para un costado y vi la piedra", Para él, sin dudas, significa una clara muestra de fe y devoción.

"Soy muy devoto de la Virgen. Siempre caminé en agradecimiento de todo lo que me ayuda a mí, a mis hijos, a mi familia y a todos mis amigos. Y este año no pude caminar y había sido para que me encuentre esta imagen", afirmó feliz por lo que le pasó. 

La formación rocosa, se encuentra ubicada en el comedor de la casa del peregrino ubicada en el Barrio 84 Viviendas de esta ciudad.   “Terminaba el desayuno del grupo y luego de que ellos partieran, vi a un costado y descubrí la imagen. Me ganó una profunda emoción. En ese lugar construiré una gruta para colocar una réplica y una placa contando este hecho que para mí es muy importante”, confesó Islas. El hallazgo, se produjo en la localidad de Huaico Hondo, en el departamento El Alto (Catamarca).   “Ya el año pasado viví una experiencia particular en la peregrinación. Yo soy diabético y llegué a un descanso y me dolía los pies. Un enfermero me revisó y me dijo que tenía unas lesiones graves y que no podía seguir caminando. Me puse a rezar porque pensé en las amputaciones, y de pronto sentí un fuerte calor en el cuerpo. Me levanté y salí caminando mientras todos me pedían que no lo haga, pero llegué y me fui a un hospital y me dijeron que solo tenía unas ampollas secas”, finalizó Islas todavía emocionado.

Fuente: Diario Panorama.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »