Miércoles 23 de Septiembre de 2020

  • 27.9º
  • Mayormente nublado

25.9°

El Tiempo En Catamarca

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

AMIGOS DE 4 PATAS

28 de junio de 2018

A cuidarlos: Los perros, al igual que nosotros, pueden sufrir resfriados

La exposición al frío o determinados virus pueden provocar que tu perro se resfríe. No es una enfermedad peligrosa si sabemos cómo ayudar a nuestro can a superarla pero es importante detectarla para acudir al veterinario lo antes posible.

cuidados adecuados. Como nosotros, los perros resfriados necesitan estar calentitos, no mojarse y alimentarse debidamente. No obstante, si no reciben los cuidados adecuados, un resfriado leve puede tornarse grave y derivar en complicaciones peores. Si tu perro ha estado estornudando o tiene tos, tal vez esté refriado, por lo que sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre los síntomas de resfriado en perros y qué hacer.

Síntomas del resfriado en perros
El resfriado se produce por una infección del tracto respiratorio superior. Por lo general, los síntomas no son graves pero debemos prestar atención, ya que podemos confundir un simple resfriado con un problema respiratorio grave y viceversa. Para descubrir cómo saber si tu perro está resfriado, presta atención a los síntomas del resfriado canino más comunes:

Tos
Estornudos
Congestión
Secreción nasal
Ojos llorosos
Pérdida de apetito
Malestar general
Fiebre
Estos síntomas pueden estar presentes durante 1 o 2 semanas. El tiempo de curación depende de cada perro y de los cuidados que le proporcionemos.

 

Los seres humanos no somos los únicos que pasamos por los resfriados: tu perro también se puede resfriar, constipar o acatarrar. Cuando tu perro se resfría solo querrá estar tranquilo y buscará sitios en los que pasar el malestar que siente y así recuperarse pronto. No es un problema de salud grave y, si se trata bien evitando que haya complicaciones, se puede curar fácilmente y en unos días nuestro peludo estará bien de nuevo.   Desde un COMO recomendamos ir al veterinario desde el primer posible síntoma de catarro en un perro y seguir sus consejos. Además, si crees que tu peludo está pasando por esto es probable que te preguntes qué dar a un perro resfriado aparte de los medicamentos para que, así, se sienta mejor poco a poco. Por ello, en este artículo te explicamos la respuesta a la duda sobre “¿cómo tratar el resfriado de mi perro?” y te damos los mejores remedios caseros para ayudarle a pasarlo. Si detectamos alguno estos síntomas es vital llevar al perro al veterinario para que pueda discernir cuál es el problema realmente y tratarlo con medicamentos, como algún jarabe para perros resfriados, pues un catarro no es muy grave pero a veces requiere de tratamiento medicinal. Además, en caso de que tenga el moquillo sí es una enfermedad grave y sí debe tratarse de inmediato.   A continuación, se detallan las mejores opciones de tratamiento natural para el resfriado en perros, como refuerzo de los medicamentos prescritos por el veterinario, y más detalles interesantes para ayudar a tu peludo en este momento. Un perro resfriado debe descansar Lo primero a tener en cuenta si te preguntas “¿cómo tratar el resfriado de mi perro?” es que tienes que evitar agobiarle. Lo mejor es que le dejes su espacio para que descanse tranquilo y puedes hacer que su rincón sea mucho más cómodo, por ejemplo, colocando una mantita y dejándole cerca el cuenco del agua y de la comida.   Además, procura evitar que haya ruidos o jaleo en casa o, por lo menos, en la zona en la que está reposando tu peludo. De este modo, hará menos esfuerzos y tendrá temperatura y ambiente más óptimos para que su cuerpo se mejore más fácilmente. Evita el frío y los cambios de temperatura bruscos   No lo saques a pasear si hace mucho frío o llueve pues el resfriado podría empeorar, ni dejes que esté en contacto con otros perros para evitar un posible contagio a otros perros y que el tuyo se contagie de otros virus, ya que tendrá el sistema inmunológico algo débil. Es muy importante que mantengas a tu perro caliente y, por ende, alejado del frío puesto que puede disminuir su temperatura y empeorar aún más su salud. De manera que evita el aire frío y los cambios de temperatura bruscos hasta que esté completamente curado. La hidratación es vital para tratar a un perro resfriado Otro aspecto a tener en cuenta para curar a tu perro resfriado es que debes hidratarlo bien. Tu peludo necesita agua para que la mucosidad pueda fluir bien y más diluida, además de para mantenerse bien hidratado en general. Procura que siempre tenga agua limpia y fresca a su alcance y si ves que aún ofreciéndosela tú no bebe, o bien que a lo largo del día bebe mucho menos que cuando está sano, entonces deberás ayudarle. Para ello, puedes usar una jeringuilla, por ejemplo la de un jarabe suyo, la del suero fisiológico (sin aguja) o bien comprar una, y darle así agua poco a poco, pero a menudo.   Otra opción es que le ofrezcas caldo de pollo casero, pues será más fácil que se lo tome al tratarse de alimento y también le servirá para hidratarse. Comida para un perro resfriado Si no tiene hambre, ayúdale a comer ofreciéndole la comida directamente tú, pero no le obligues si ves que no quiere de ninguna manera. Una forma de ayudarle a comer es ponerle en su pienso seco un poco de comida húmeda o enlatada para perros convalecientes que encontrarás en clínicas veterinarias y tiendas especializadas. También puedes añadirle caldo de pollo casero al pienso seco.   También es recomendable que le ofrezcas comida casera para perros, con arroz hervido y pollo o pavo a la plancha sin añadir sal a nada y usando siempre aceite de oliva. Recuerda que existen una serie de alimentos potencialmente tóxicos para los perros que debes evitar usar para alimentar a tu peludo. Siempre hay que respetar las dosis recomendadas por los especialistas de aquellos alimentos que en cantidades adecuadas son beneficiosos, pero que en grandes cantidades pueden ser perjudiciales, como la cebolla y el ajo que, en realidad, las dosis peligrosas son tan elevadas que resulta imposible que un can las ingiera por su cuenta.

Vahos para perros resfriados
Uno de los mejores remedios caseros para curar el resfriado de un perro son los vahos o vapores. Estos ayudan a que las vías respiratorias altas estén húmedas, ayudando a que la mucosidad fluya y se expulse mejor y a evitar posibles dolores de la zona.

Para hacer vahos para tu perro, llévalo al cuarto de baño y abre el grifo del agua caliente durante unos minutos; el vapor caliente que saldrá le ayudará a mejorar la respiración. Quédate con tu perro en el baño diez minutos para que su mucosidad se alivie.

Puedes usar un barreño para retener el agua caliente más rato y añadir hojas secas o aceite esencial de eucalipto. Esta planta es perfecta para despejar las vías respiratorias y para que el can vaya eliminando mucosidad.

Asimismo, se recomienda que no bañes a tu peludo ni con agua caliente durante los días que le dure el catarro ni tampoco lo vacunes.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »